30/03/2017 | 1452

La gran movilización de los músicos

Por Luis
Músicos Organizados


La ocupación de los trabajadores de AGR-Clarín fue acompañada por una enorme solidaridad de parte de músicos y artistas.


 


Durante los dos meses que lleva la toma de AGR, Músicos Organizados contribuyó con una decena de festivales, en los cuales participaron alrededor de 400 músicos, ayudando a romper el cerco mediático patronal.


 


Rumba, salsa, cumbia, jazz, música popular, tango y rock. Los músicos más renombrados en cada género estuvieron presentes con sus propuestas y aportaron una enorme convocatoria de público que se acercó para rodear de solidaridad este conflicto.


 


Este importante mojón en la resistencia obrera al ajuste macrista encontró en la misma vereda de los trabajadores a grandes tangueros como Juan Pablo Navarro, Guillermo Fernández, Diego Schissi, Agustín Guerrero, Astillero, a la big band de Richard Nant junto con jazzeros emblemáticos de la escena porteña y nacional como Enrique Norris, Rodrigo Domínguez, Sergio Verdinelli y Mariano Otero. Los tambores de Cafundó confluyeron con las canciones de Julio y Agosto y Las Taradas, quienes a pesar de tener un par de integrantes de gira, no quisieron faltar a la cita y participaron de un festival que superó a los 600 asistentes.


 


También participaron el trío Aca Seca -uno de los grupos más interesantes de la música popular Argentina-, los históricos Cuartoelemento y los ascendentes Ensamble Chancho a Cuerda, entre otros.


 


Junto a esta enorme convocatoria, otros grandes músicos se sumaron con pronunciamientos y fotos con carteles de apoyo, como Susana Rinaldi, Daniel Maza, Mariano Sívori y Bernardo Baraj.


 


Paralelamente a esta intervención, Músicos Organizados desplegó una gran campaña de afiliación a nuestro sindicato de músicos, el Sadem. Nuestra lista, la Naranja, consiguió afiliar a más de 80 músicos en tan sólo un mes, generando una verdadera movilización de cara a las próximas elecciones gremiales, que se realizarán este año.


 


Nuestra política de lucha contrasta con la parálisis de la dirección de nuestro sindicato frente al cierre de orquestas, paritarias a la baja y al brutal ajuste que desde la asunción del nuevo gobierno ha sumado un millón y medio de pobres.


 


Esta gran movilización política continuó el último 24 de Marzo, cuando marchamos con más de 80 compañeros en la columna del Encuentro Memoria, Verdad y Justicia, decenas de ellos participantes de estos festivales que lucían las nuevas pecheras de MO y la flamante revista Viva de los trabajadores de AGR.


 


Nos proponemos el desafío de recuperar nuestro sindicato y poner esta herramienta al servicio de las reivindicaciones más inmediatas de los músicos y de la unidad con toda la clase trabajadora que lucha.