14/09/1993 | 401

¿“La industria gráfica en extinción”?

El Sindicato Gráfico firmó recientemente, junto a la patronal nucleada en la Federación Empresaria Gráfica (FAIGA) una solicitada con el sugestivo título “La industria gráfica en extinción”, en la cual se piden “compensaciones” (léase subsidios) por los cupos recientemente establecidos a la importación de su materia prima, el papel.


Esa implantación de cupos a la importación fue exigida por el Citibank, dueño de Celulosa, una empresa en quiebra que necesitaba cerrar (monopolizar) el mercado para generar beneficios. Para las patronales gráficas esto significa encarecer el precio del papel, lo cual les licúa gran parte de su negocio.


Las patronales gráficas se estaban llenando los bolsillos como nunca con la política de Cavallo, porque importaban papel a precios internacionales, pagaban salarios inferiores a los del sudeste asiático y vendían las publicaciones a precios varias veces más caros  que los de las revistas internacionales. La industria gráfica no está “en extinción”, como dice la solicitada, sino en pleno auge.


Los que sí están en extinción son los trabajadores gráficos porque el salario es de miseria (promedian los 340 pesos mensuales), los despidos y suspensiones azotan el gremio y la “flexibilidad” se aplica a sangre y fuego. Fabril cerró sin indemnizar a nadie; Que la hizo lo mismo y contrata a los obreros “en negro”. En Levac, Indugraf, Tecnograf, Impresora Argentina, se suceden los atropellos, las suspensiones y los despidos. Las patronales gráficas aplican, además, con anticipación, la “reforma laboral”, que liquida las 8 horas, el pago de las horas extras, las vacaciones, el descanso semanal…


El sindicato gráfico se ha alineado en esta disputa intercapitalista del lado de su patronal, así como el sindicato papelero lo ha hecho en defensa de la suya, de Celulosa, Massuh,etc. Pero los cupos no mejorarán la situación de los obreros papeleros, así como tampoco la libre importación benefició a los trabajadores gráficos. Los gráficos y los papeleros deberían unirse contra ambas patronales, por el aumento salarial, contra la “reforma laboral”, las suspensiones y los despidos.


Por la reincorporación de Oscar Malvestiti


La patronal de Papel Color despidió a Oscar Malvestiti, delegado de taller y candidato de la Lista Naranja. La Comisión Interna denunció que el despido era una continuación de la persecusión ideológica y de los ataques al periodismo por parte del gobierno, puesto que Malvestiti fue encarcelado dos meses atrás cuando la dupla Manzano y Servini de Cubría armaron la provocación contra el Partido de la Liberación.


En el taller se realizaron varias asambleas y se resolvieron medidas de fuerza. Néstor Pitrola llevó la solidaridad de la Naranja y reclamó un plenario de delegados. La burocracia rechazó cualquier propuesta de lucha con el archiconocido argumento de que la “justicia” es la encargada de reincorporar al compañero cesanteado.  El miércoles 1º se realizó un acto en la puerta de la fábrica con la presencia de varias comisiones internas, de la Lista Naranja, del PL y de los compañeros Marcelo Parrilli y Nelson Marinelli, por el Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT).


Despidos en Photolettering


Tres secciones de Photolettering, incluida su comisión interna, fueron despedidas. El atropello patronal consuma un vaciamiento de la empresa, porque la patronal ha instalado otras compañías en donde aplica a rajatablas la “reforma laboral”, sin esperar siquiera la sanción de la ley.


Los trabajadores de Photolettering han exigido la Asamblea General del gremio y la convocatoria al plenario de delegados

También te puede interesar:

La lucha obtiene la reincorporación de los despedidos.
Especial aniversario Mariano Ferreyra
Pongamos en pie una agrupación independiente y de lucha.
Despidos, extorsiones y flexibilización extrema.