15/08/1996 | 506

La intervención de la Celeste en el puerto de Mar del Plata, 100%

La Lista Celeste se transformó en el canal de la movilización de los obreros del puerto. Distribuyó más de 4.500 volantes llamando a parar y propagandizando la olla popular. Desde las cinco de la mañana un grupo de 20 compañeros recorrió las fábricas con bombo y megáfono, animando a que se plegaran los trabajadores. Como resultado de esto paró el 100% del gremio, frente al abierto carnereaje de la burocracia del SOIP.


La olla del puerto fue un verdadero centro de organización y debate militante. Se ganó la adhesión de comerciantes que donaron alimentos. Un grupo sobre la Avenida Edison volanteó durante cuatro horas recogiendo una gran solidaridad.


A través del micrófono, intervinieron más de 10 compañeros de plantas y cooperativas, además de un delegado de Luz y Fuerza que planteó la convocatoria de un plenario de delegados de base para profundizar las medidas. A pesar del mal tiempo la Asamblea de las 14 horas votó concurrir al acto del CTA de las 18 horas en el centro y pasar por la puerta del SOIP a repudiar el carnereaje de Saravia.


Llevamos al acto del CTA en dos colectivos a 70 compañeros. La Celeste se transformó en uno de los ejes de la convocatoria ya que fue la única columna obrera. Durante dos horas bajo la lluvia cantamos por la huelga general y “hay que poner un poco más de huevo, ahora que Cavallo está en la tumba el gobierno de Menem se derrumba, se derrumba”.


Uno de los momentos más destacados del acto fue la intervención de Mamerto Verón quien propuso la inmediata realización de un Paro Activo Nacional de 36 horas, la convocatoria a un plenario de delegados de base y luchar hasta lograr la derogación de los decretos, la garantía horaria de 500 pesos y el seguro al desocupado de 500 pesos.

En esta nota

También te puede interesar:

15.30 hs - Plaza de Mayo a Congreso.
Defendamos el ingreso de los trabajadores.
En la sede gremial se realizó un encuentro con referentes del partido evangélico UNO.
La integración de la CTA-A en el gobierno fondomonetarista de Alberto Fernández.