18/06/2020 | 1598

La jornada del sindicalismo combativo irrumpió en todo el país

Foto: Juan Diez, Ojo Obrero Fotografía

De Salta a Tierra del Fuego, el Plenario del Sindicalismo Combativo planteó la agenda de la clase obrera y del conjunto de las luchas en curso en medio del plan de guerra del gobierno y las patronales contra los trabajadores, rubricado con el “Pacto Social” en tiempos de pandemia que es el acuerdo UIA-CGT-gobierno. 


Bajo la consigna “Sin salario, sin trabajo, sin salud y sin alimentos no hay cuarentena”, sindicatos, comisiones internas, seccionales, delegados antiburocráticos y organizaciones piqueteras combativas de todo el país plantearon una salida independiente de las patronales, los gobiernos nacional y provinciales y de la burocracia sindical de la CGT y de la CTA, cuya integración al gobierno de Alberto Fernández y Cristina Kirchner ha sido fundamental para hacer pasar centenares de miles de despidos, suspensiones, rebajas del salario en casi un 30 por ciento y la profundización del hambre, especialmente por la negativa a otorgar un seguro al desocupado y por vaciar de alimentos los comedores populares.


Fue una acción de trabajadores ocupados y desocupados, marca de nacimiento del PSC, conformado por sectores sindicales y organizaciones piqueteras no integradas al gobierno de los Fernández, como el Polo Obrero y el Frente Piquetero, que integra con otras organizaciones combativas de desocupados.


En el Amba, el escenario fue la realización de un acto-conferencia de prensa en el Obelisco, en la cual se describieron todas y cada una de las acciones realizadas en Tierra del Fuego, Santa Cruz, Río Negro, Neuquén, Córdoba, Mendoza, San Juan, Tucumán, Salta, Misiones, Chaco, Santa Fe (Rosario), Entre Ríos, Catamarca, Chubut, además de ciudades y localidades como La Plata, Bahía Blanca, Mar del Plata, San Nicolás , en la provincia de Buenos Aires. La movilización del Polo Obrero fue protagonista en todas las acciones en todos estos puntos del país. 


La jornada estuvo presidida por un acto central con distanciamiento, en pleno centro porteño, donde los principales referentes del Plenario del Sindicalismo Combativo tomaron la palabra y denunciaron el pacto antiobrero de la Unión Industrial Argentina, el gobierno y la CGT, en medio de la crisis de la pandemia por coronavirus y el agravamiento de las condiciones vida y trabajo de los trabajadores en todo el país. Tomaron la palabra Alejandro Crespo, secretario general del Sutna (neumático) y miembro de la Coordinadora Sindical Clasista (CSC), quien abrió el acto; el Frente de Lucha Piquetero, que integran el Polo Obrero y otras organizaciones, a través de la compañera Maribel, del MTR; Guillermo Pacagnini, secretario general de la Cicop; Rubén Sobrero, secretario general de la Unión Ferroviaria Seccional Oeste, que hizo el cierre de la actividad. También dirigieron su mensaje Noelia, trabajadora de La Nirva, en conflicto, y Claudio Dellecarbonara, de la directiva de la AGTSyP e integrante del MAC, que adhirió a la iniciativa del PSC.


Destacada representación obrera


Además de los sindicatos ya mencionados, fueron convocantes o parte de la jornada las CTA-A de Mendoza y Santa cruz, dirigidas por la CSC-PO, la AGD-UBA, Ademys-Caba, Sindicato de Trabajadores Estatales Autoconvocados de Mendoza, el Sindicato Ceramista de Neuquén, el sindicato cordobés de la salud, UTS; los Suteba multicolores de La Matanza, Escobar, Ensenada, Tigre, Marcos Paz y General Madariaga, Amsafe-Rosario, Adosac-Santa Cruz; minorías de Agmer-Entre Ríos, Aten-Neuquén, Sute-Mendoza; los municipales de Jesús María; comisiones internas combativas del Inti y de ATE-Educación La Plata; la gráfica Morvillo; la textil Textilana; ATE-Agroindustria-La Plata, delegados de la Alimentación de La Virginia y las luchas de los mineros despedidos de Río Turbio; de los repartidores de las App de varias provincias del país; de los autoconvocados del Hospital Central, que exigen el pase a planta permanente; de los municipales de Perito Moreno (Santa Cruz); los trabajadores de la empresa Expreso Patagónico (camioneros) y de las trabajadoras de la Clínica Cutral-Co, que reclaman la reapertura; y muy destacable, del Hospital y de la Multicolor docente de Madryn, en lucha por el pago de los salarios adeudados, entre muchos otros conflictos.


Despliegue de una corriente basada en el frente único de clase


“El sindicalismo clasista realizará una jornada de lucha en todos los puntos del país”, tituló el día previo el portal sindical “Infogremiales”, una noticia que contrastaba con la connivencia de las informaciones del conjunto de las direcciones sindicales que pueblan las páginas de ese medio. Efectivamente y paradójicamente, en medio de la pandemia y las restricciones para una movilización masiva, la acción del 16 del PSC fue la más extendida nacionalmente y con una participación mayor de nuevos sectores en lucha. El sindicalismo combativo se abre paso como un polo aglutinador de los sectores en lucha y del activismo que, día a día, choca con el paredón de las burocracias sindicales de todos los signos. El programa de independencia política de los gobiernos, de la burocracia sindical y de las patronales, su organización en base a los sindicatos, seccionales, comisiones internas y cuerpos de delegados ganados por los sectores clasistas y antiburocráticos, y el método del frente único (contracara del faccionalismo estéril) son los pivotes sobre los que se asienta el progreso del PSC.

 




 

También te puede interesar:

Continúan los históricos manejos discrecionales, por parte del Ejecutivo y de una burocracia sindical de espaldas a los trabajadores.
La Corriente Federal de la CGT llama a armar una mesa con las patronales y la Iglesia, de espaldas a los reclamos crecientes del gremio.
Un debate sobre la orientación de la AMSAFE Rosario Recuperada ante el ajuste fondomonetarista del “Frente de Todos”.
Responsabilizamos al Estado por la integridad física y laboral de cada trabajador y trabajadora.