Sindicales

2/10/2023

La lucha contra el Impuesto a las Ganancias y la represión de Néstor Kirchner a los petroleros de Las Heras en 2006

Un recuerdo necesario.

Movilización.

A principios de 2006, los petroleros de Las Heras (Santa Cruz) se lanzaban a la huelga contra un descuento del Impuesto a las Ganancias que los había dejado sin cobrar un peso. Los trabajadores de la construcción del yacimiento acompañaban por el pase a convenio petrolero.

Gobierno y empresas se pasaban la pelota sin dar solución y los compañeros decidieron cortar la ruta 43. Las asambleas eligieron un comité de lucha integrado por delegados petroleros y de la construcción.

El gobierno ilegalizó el paro y la Justicia ordenó detener a los delegados. Los cortes siguieron. Una noche, el compañero Navarro, miembro del comité de lucha, fue detenido mientras daba un reportaje en la FM Soberanía. Prácticamente su detención se transmitió en vivo y en directo. Fue alojado en la comisaría frente a un inmenso descampado. De a poco se fueron congregando cientos de manifestantes en ese descampado que exigieron la liberación del delegado y comenzaron los enfrentamientos con la policía. La refriega siguió hasta que a la madrugada, el comisario, desbordado por la situación, resolvió liberar a Navarro. Minutos antes, al intentar ingresar a la comisaría, el oficial Sayago se enfrentó a los manifestantes y en un confuso episodio terminó malherido y poco más tarde fallecería.

Al día siguiente, la gendarmería invadió el pueblo. Tomó el control de las rutas y se detenía a los trabajadores por decenas. Algunos se “asilaron” en la iglesia, protegidos por el cura Bicego. En Vialidad, la Gendarmería torturaba detenidos. La noche siguiente, más de treinta pintadas aparecieron a 800 kilómetros, en pleno centro de Río Gallegos, con las leyendas “FUT asesino de policías”, “Del Plá asesino” (FUT era el nombre legal del Partido Obrero en esa época). Es costumbre del kirchnerismo en Santa Cruz acusar al Partido Obrero.

El terror rigió durante meses en el pueblo. A partir de allí, tuvo lugar el calvario de los presos y los procesos. Y una causa amañada que después de muchos años terminó siendo una condena sin pruebas contra varios vecinos y trabajadores.

Esa represión primero y militarización después fue la respuesta de Néstor Kirchner presidente y de Acevedo gobernador (hoy aliado a Vidal) para derrotar la lucha por la anulación de Ganancias que realizaban los petroleros.

El gobernador electo Vidal, en su discurso en la Cámara de Diputados, ni siquiera tuvo unas palabras para recordar la huelga de los petroleros de las Heras en 2006 y reivindicar aquella heroica lucha. Esto, siendo el actual secretario general de petroleros en Santa Cruz.

Desde el Partido Obrero queremos hacer nuestro humilde homenaje a la lucha de los petroleros y al pueblo de Las Heras, a los perseguidos y a sus familias, a los que siempre apoyamos.

Ahora que 17 años después Massa y los Kirchner han descubierto que “el salario no es ganancia”, ¿Se asomarán a Las Heras a pedirle perdón a esos bravos petroleros que se la jugaron en 2006 precisamente para liberarse del impuesto? ¿Pedirán perdón a los torturados para sacarles información, a los detenidos injustamente?