14/10/1999 | 646

La lucha no está cerrada

La Asociación de Médicos Municipales suspendió el plan de lucha, sobre la base de un compromiso del gobierno porteño de aumentar la masa salarial en la proporción correspondiente a la categorización adeudada. La dirección del gremio bajó la propuesta a las asambleas de los hospitales, explicando que el compromiso consistía en incluir en el presupuesto 2000 (que cerraba el 30), los 25 millones correspondientes exactamente a las categorías firmadas y nunca efectivizadas. Una comisión tripartita discutiría, luego, la distribución de esa masa y por qué concepto se pagaría; el gobierno propone que se liquide como «productividad».


Una cantidad de asambleas rechazaron la oferta considerando que por un plato de lentejas se desconocía un derecho adquirido y se instalaba la flexibilización. Unas, con rechazos directos, otras condicionando la aceptación a la efectivización del reencasillamiento.


En la votación del Consejo Central se impuso la aceptación con una oposición del 30%. Al cerrar esta nota no existía la certeza de que los fondos prometidos se hubieran incorporado al presupuesto. La lucha por la jerarquización no está cerrada. Queda planteada en un ámbito más amplio, que es el del enfrentamiento con el proyecto fondomonetarista de flexibilización y racionalización del empleo público anunciado por De la Rúa.

También te puede interesar: