21/03/2001 | 699

La lucha quiebra la provocación patronal

Por Charlie

Finalmente la patronal de Metrovías tuvo que dar un paso atrás. En la tercer reunión de conciliación en el Ministerio de Trabajo, resolvió reincorporar a los 218 trabajadores despedidos en los inicios del conflicto *hasta el momento sólo había ‘suspendido’ el despido- y que los trenes de la B salgan con guarda. Los trabajadores plantearon que no aceptaban ninguna discusión si la patronal no daba marcha atrás reincorporando a los trabajadores y garantizando la presencia del guarda en todas las formaciones.


La patronal y el Ministerio también tomaron en cuenta el clima de combatividad existente en los túneles. En pocos días se juntó una importante cifra para un fondo de huelga; se formaron comisiones de lucha en las líneas que desarrollaron distintas actividades (petitorios, etc.) y comisiones de apoyo para denunciar el peligro para la seguridad de los pasajeros; una importante delegación obrera llenó las gradas de la Legislatura de Buenos Aires para mafiestar su apoyo al proyecto de Altamira, que finalmente fue aprobado (ver nota).


El Ministerio ha alargado la conciliación obligatoria otros 30 días hábiles.


Los trabajadores debemos estar atentos y organizados. La patronal mantiene aún dos formaciones con el «dispositivo-sin guarda». Hay que incrementar el fondo de huelga, formar comisiones de lucha en todas las líneas y talleres y preparar una Asamblea General para votar nuevamente medidas de lucha en caso de que la patronal quiera llevar adelante en forma unilateral sus medidas antiobreras.


Se trata también de imponer una agenda propia de los trabajadores: un aumento salarial para todos los trabajadores de Metrovías y volver a la jornada de 6 horas, que fue arrebatada con la privatización menemista.

También te puede interesar:

Vamos por $130.000 de salario inicial de bolsillo.
Le deben salarios y aguinaldos.
El accidente de Chascomús se da en un cuadro de precarización laboral en las empresas del transporte.
Es necesaria la estatización bajo control de trabajadores y usuarios.
Los hechos se produjeron mientras se realizaba una actividad.