26/04/2001 | 704

La Matanza: Gran movilización de docentes y padres

Mil quinientos docentes, padres y alumnos se dieron cita en la movilización convocada por el Suteba Matanza. El eje de la convocatoria era denunciar la situación de colapso en que se encuentra la educación en el distrito y exigir del Estado la inmediata solución a los problemas planteados.


Todas las escuelas que participaron de la movilización tienen serios problemas de infraestructura, en las aulas, de suministro de agua potable, de falta de mobiliario, nombramiento de docentes, aulas superpobladas, por mencionar algunas de las cuestiones elementales.


Se denunció durante la movilización el pacto fiscal y la situación en rojo del presupuesto provincial, lo que plantea la necesidad de luchar para arrancar las partidas necesarias, para aumentar también los cupos de comedor y garantizar las becas.


Se exigió que los cursos funcionen con un máximo de 20 alumnos y se desdoblen secciones numerosas. Se repudió el intento de fusionar secciones en varias escuelas y se destacaron los ejemplos de docentes, padres y alumnos, que con su movilización impidieron esos cierres.


La marcha se inició en la rotonda de San Justo, donde se sumaron organizaciones que apoyaron la movilización, como los desocupados de la CCC, el Movimiento Independiente de Jubilados y Pensionados (Mijp), el Sindicato Nacional de Desocupados y el Futrade (Frente Unico de Trabajadores Desocupados). También estuvieron presentes la Lista Gris de la UOM y las comisiones internas de Interpack I y II, entre otros, que acercaron su adhesión.


La primer parada de la marcha fue en las oficinas comerciales de Telefónica, que se encontraba ocupada desde esa mañana, en contra de despidos y atrasos en los pagos a empleados de empresas tercerizadas. Allí estaba Foetra junto a la CTA La Matanza. El arribo de la movilización docente unificó todos los reclamos y contribuyó al desenlace de ese conflicto más tarde.


Luego nos dirigimos al Consejo Escolar, donde una vez más se exigió la reparación de todas las escuelas con dificultades, el aumento de los cupos de comedor y las acciones para que se construyan las 5 escuelas ya prometidas. En la Secretaría de Inspección reclamamos el nombramiento urgente de los cargos que faltan, el aceleramiento para realizar los trámites de la titularización y que se fije posición frente al reclamo de no más de 20 alumnos por aula.


Luego, en el municipio, se entregaron los reclamos que éste debe gestionar ante la provincia y se exigió un pronunciamiento explícito sobre el presupuesto para comedores, sobre la construcción de las nuevas escuelas y sobre la cantidad de alumnos por aula.


Se realizó allí el acto de cierre, donde se denunció la política de los gobiernos nacional y provincial frente a la educación, los intentos de privatizarla y transformarla en un negocio, y la necesidad que tenemos de defender la educación pública, íntegramente sostenida por el Estado. Esto sólo se puede conseguir con la continuidad de esta lucha. El siguiente paso es la elección de delegados de escuela que se realiza esta semana y las asambleas del 26/4.

En esta nota

También te puede interesar: