06/12/2021

La Naranja universitaria despidió el año con todo

Vamos el 11/12 a la Plaza de Mayo, contra el acuerdo con el FMI.

Con más de 90 compañeros y compañeras La Naranja de la UBA despidió el año. Un merecido encuentro porque, a pesar de haber sido un año muy difícil, por el ajuste y la pandemia, la Naranja de docentes e investigadores universitarixs logró mantener su actividad, tanto como agrupación que dirige AGD UBA como también siendo cabeza de la oposición combativa y de lucha en Conadu y sobre todo en Conadu Histórica.

A lo largo de todo el año nuestra intervención se centró en la defensa de un programa y de la necesidad de planes de lucha para conquistar nuestros reclamos, en un contexto de desmovilización del colectivo de trabajadores que la virtualidad potenció pero que ya estaba instalado por la contención de las burocracias sindicales y de los aparatos políticos patronales, con importante peso en el ámbito académico y en la dirección de las universidades nacionales.

Como agrupación las batallas sindicales forman parte de la pelea que damos como integrantes de la Coordinadora Sindical Clasista por una salida política y un programa de y para la clase obrera. Por eso, en este cierre del año, la Naranja también festejó el avance del FIT-U en las últimas elecciones, por el cual pusimos toda nuestra militancia.

El brindis, que se transformó en un festejo con baile por varias horas, viene después de cerrar un año con la aprobación de la memoria de AGD UBA, presentada por secretaría general a cargo de la Naranja, que fue aprobada por unanimidad, salvo dos abstenciones. A lo largo de sus páginas se demuestra cómo se articuló la pelea por las demandas urgentes frente al avasallamiento de derechos y salario junto a debates desde una perspectiva de clase sobre temas de fondo como la necesidad del presupuesto para salud y educación, la cuestión sanitaria, los derechos de la mujer trabajadora y diversidades, los derechos humanos y la denuncias del aparato represivo, el debate sobre la deuda externa y el sometimiento al FMI. Todos temas que fueron tratados en cada asamblea que se convocó, 10 en el año, y que implicaron posicionamientos y acciones junto a otros sectores de trabajadores ocupados y desocupados, y como parte del Plenario del Sindicalismo Combativo. Un método de actuación de la Naranja, que integra desde hace 22 años la dirección de AGD UBA en frentes con otras agrupaciones combativas. La AGD UBA un sindicato surgido desde las bases que, como se recordó en el mismo brindis, marchó junto al Suteba La Matanza el 19 y 20 de diciembre de 2001.

En el 2022 nos esperan dos grandes batallas. Las elecciones de Conadu Histórica, en marzo y las de AGD UBA a fines de abril. Por eso el último brindis fue por el fortalecimiento de la agrupación, para poner en pie un gran frente que defienda una AGD UBA y una Conaduh, independientes de los ministerios y gestiones universitarias, de la política patronal y sus partidos, fundamentales para enfrentar el pacto que preparan con el FMI y defender a la universidad estatal pública y gratuita y a los derechos de sus trabajadores y estudiantes. Por eso la Naranja y AGD UBA se movilizarán el 11 a Plaza de Mayo.

También te puede interesar:

Lejos de estar desterrada, la palabra “ajuste” suena fuerte. Escribe Pablo Heller.
Sumate este viernes desde las 19 horas por Zoom.
Escribe Gabriel Solano
La victoria popular irrumpe ante un gobierno golpeado. Escribe Eduardo Salas.