02/12/2020

La Plata: nuevo acuerdo a espaldas de los trabajadores

Reforma laboral en la Dirección General de Cultura y Educación (DGCyE).
Por Churi Uro

La semana pasada se realizaron las reuniones de paritarias sectoriales para la Dirección General de Cultura y Educación (DGCyE) en donde participó el gobierno y las representaciones sindicales provinciales, negando la posibilidad de participación a las juntas internas de cada sector. La propuesta llevada por la gestión de Kicillof consiste en la implementación de una bonificación remunerativa no bonificable sobre el salario básico de cada trabajador del 125% a partir del 01/03/2021, pero atada al incremento de las horas de trabajo; por ende, para que los trabajadores reciban esta bonificación tendrán que pasar «voluntariamente» al régimen de 40hs semanales (agregando 10 horas de trabajo a su semana laboral).

Presentarlo como «voluntario» es la primera trampa, ya que en la misma propuesta se establece la pérdida de las recomposiciones salariales (horas extras) para aquellos que «voluntariamente» decidan no cambiar de régimen horario por lo cual condenan a los trabajadores a vivir con un salario de indigencia de $25.000, teniendo que renunciar a un derecho histórico conquistado a través de muchas luchas que hace más de 20 años se cobran en la DGCyE sede.

Hace más de una década que la composición salarial de los trabajadores estatales de la Provincia de Buenos Aires está compuesta por grandes montos en negro y sólo migajas al básico. Con los últimos aumentos acordados en paritarias, los cuales son catalogados como «históricos» para la burocracia sindical de la verde de ATE provincia, el básico de un trabajador categoría inicial es de $7.850 con el régimen de 30 horas y llegaría a un salario total de $25.000 de miseria; al tener que pasar al régimen de 40 horas el básico pasaría a ser de $8.886 y cobraría unos $26.000 de salario completo, más la bonificación del 125% sobre los $8.886. Con salarios y básicos de pobreza, las bonificaciones también son de miseria y hambre.

Al reclamo histórico de la bonificación, para así blanquear de sumas en negro, le agregan el aumento de horas de trabajo convirtiéndolo en muchos casos en una rebaja salarial, inadmisible y tramposa.

La propuesta acordada también establecería el pase a planta transitorio de los trabajadores precarizados de la ley de emergencia y de módulos financiados por provincia, que entrarían bajo este nuevo el régimen de 40 horas semanales de trabajo. Pero nada dice de aquellos trabajadores precarizados cuyos módulos o contratos están financiados por Nación pero que trabajan en la sede provincial.

Por afuera de estas reformas estructurales quedan todos los trabajadores administrativos de la ley 10.430 descentralizados de toda la provincia y los 18 trabajadores aun despedidos de la gestión Vila-Bracchi, que al comienzo de este año dejó a 70 trabajadores en la calle pero que con una tenaz lucha se lograron 50 reincorporaciones. De nuestros compañeros descentralizados y de los despedidos la gestión no dice ni una palabra, al igual que los sindicatos que son parte de ese silencio cómplice, dejando a centenares de trabajadores por fuera de la bonificación y pase a planta.

No es casual que esto se quiera implementar al final de un año de cuarentena, donde las tareas siguen siendo virtuales y especulan con el grado de desmovilización que esto significa. Desde la combativa Junta Interna de ATE Educación Sede se vienen convocando asambleas para debatir las propuestas llevadas a las paritarias sectoriales. La última asamblea votó rechazar la extorsión del cambio horario para recibir la bonificación del 125%, rechazar toda pérdida salarial, reincorporación y pase a planta de los trabajadores despedidos y una nueva asamblea presencial el jueves 3 de diciembre a las 10 horas. Minutos antes de la votación, la agrupación verde y blanca de ATE abandonó la asamblea, dejando en claro que bancan al gobierno de Kicillof y le da la espalda a los reclamos de los trabajadores.

A pocos días de que se discuta el presupuesto provincial de Kicillof, de ajuste y de pacto con el FMI, la Junta Interna de ATE Educación ya se pronunció por movilizarse junto con otras juntas internas combativas.

Se aproximan jornadas de mucho debate por parte de los trabajadores, para tomar en sus manos la lucha por los salarios y en contra de las reformas laborales de ajuste. Desde Tribuna Estatal en la Junta Interna de ATE Educación Sede llamamos a todos los trabajadores a rechazar este aumento de horas de trabajo y reclamar aumento de salario igual a la canasta familiar.

También te puede interesar:

Más de 600 delegados docentes de la provincia votaron dos días de paro y movilización para el 1 y 2 de marzo.
El Grupo Techint contó con el apoyo del Ministerio de Trabajo, la Justicia y la policía para que se levante la medida de fuerza y poder sacar su producción.