10/08/2020

La precarización laboral está de moda

Organicémonos lxs diseñadores y artistas visuales para defender nuestros derechos laborales.

Rechazamos los concursos truchos y “talent hunt” en la industria de la moda.

Ya no sorprende ver que las grandes marcas precarizan a sus trabajadores de todas las áreas pero sobretodo a lxs diseñadores, explotandolos al máximo por sueldos de miseria y en condiciones paupérrimas. Este año se profundizó esta práctica. Lollapalooza, uno de los festivales de música más grandes del mundo (cuyas entradas en Argentina alcanzaron los $17.000) lanzó un concurso para elegir el afiche oficial, cuyo premio era “ser el autor de la gráfica oficial” junto a tickets y merchandising. Por lo tanto, ningún participante recibiría una retribución económica, ni siquiera quien hubiere resultado ganadorx. El mismo camino tomaron enormes marcas como Fernet Branca y Cynar.

Jackie Smith es una empresa argentina de carteras y billeteras cuyos precios pueden alcanzar los $20.000. El pasado miércoles lanzaron lo que llaman “Talent hunt”, es decir, una supuesta búsqueda de talentos orientada a contratar unx diseñadorx gráficx. Básicamente la “búsqueda” consistía en mandarles tres posters de la marca, echando por tierra no sólo la remuneración de esos trabajos enviados por los solicitantes, sino también el hecho de que lxs diseñadorxs llevamos a cabo nuestra búsqueda laboral mediante portfolios anexados al CV en los cuales exhibimos nuestras capacidades y estilos, además de trabajos y diseños previos. Por lo tanto, pretenden que trabajemos gratis diseñando 3 afiches, y renunciemos a la posibilidad de ofrecer nuestro trabajo por los medios que lo hacemos habitualmente.

Se trata de una estafa con todas las letras. Jackie Smith tiene el descaro de lanzar una competencia entre diseñadores, sin ninguna remuneración para sus participantes y ni siquiera con la posibilidad garantizada de una entrevista laboral. Además, según su página web, el sueldo de quien sea seleccionadx se definirá de acuerdo a la experiencia, talento y fit estético de sus producciones.

A esto se ha sumado Akiabara, donde un tapado alcanza los $18.000, pero en sus búsquedas laborales de diseñadorx graficx exigen como requisito:

–  Conocimientos en Google Ads, AdSense, Analytics y Tag Manager. Campañas B2C.

– Diseño: Adobe (Photoshop, Premiere, InDesing, Illustrator, Audition, Dreamweaver)

– Conocimientos de edición, host y mantenimiento web.

– HTML, CSS y gestión de CMS

Básicamente las tareas que cumplen prácticamente 3 personas en áreas muy distintas entre sí. Akiabara pretende cargar estas responsabilidades pagando un solo salario.

Estos casos no son aislados, se trata de una fórmula propia del mercado laboral del diseño para concentrar las tareas contratando poco personal. Lxs diseñadorxs sufrimos todo tipo de presiones a la hora de conseguir o permanecer en un trabajo. Y esto se ha profundizado con la pandemia que vivimos actualmente. No sólo muchxs nos encontramos desempleadxs, sino también aquellxs que ejercen de manera freelance han visto disminuido considerablemente su caudal de trabajo y por ende su fuente de ingresos.
La crisis económica genera menos ingresos para las patronales y, en su búsqueda de abaratar costos, las marcas y distintas empresas se abusan de esta situación para contratar diseñadores bajo condiciones aún peores a aquellas que teníamos pre-covid y descargar esa crisis sobre la juventud.

Frente a esto, la campaña #DiseñarEsTrabajar de nuestra agrupación En Perspectiva tiene el propósito de desarrollar una campaña en contra de la precarización laboral y el trabajo gratuito al cual somos sometidxs lxs jóvenes. Organicémonos en todos los lugares de estudio y trabajo para que lxs diseñadores sean consideradxs trabajadores con plenos derechos laborales.