17/07/2020

La salida que exige Cavalieri: con “sangre, sudor y lágrimas” de la clase obrera

El burócrata de Comercio exigió a Alberto Fernández un rescate directo a los capitalistas.

A tres días de la reunión cumbre del gobierno nacional con las cámaras patronales, la Iglesia y todas las variantes de la CGT y de las CTAs para poner en pié el pacto social de la pretendida postpandemia, el burócrata del sindicato de empleados de comercio le reclamó a Alberto Fernández que emprenda sin vacilaciones un rescate a los capitalistas que el portal Infogremiales tituló como “el pedido de ajuste de Cavalieri a Alberto: sangre, sudor y lágrimas”.

Armando Cavalieri mismo se colocó como un ejemplo de lo que propone. Enumeró que, primero, dejó pasar todos los despidos, comentando que «éramos casi un millón de afiliados a la obra social, hoy estamos en 820.000»). Luego entregó los magros ingresos de los empleados de comercio, “porque en mi sector el problema no es el salario, yo hice muchas flexibilizaciones que me pedían los empresarios”.

De hecho motorizó la flexibilidad y la precariedad laboral, y hasta promete profundizarla: «hace 40 años que discuto convenios colectivos y siempre me levanté sin una huelga. Firmé mejores convenios, otros regulares, de acuerdo a la situación del país». En pos de una mayor superexplotación, aseguró que «uno está dispuesto a conseguir trabajo de cualquier manera».

En alusión al choque que protagonizan en estos días Hugo Moyano y la empresa Mercado Libre, recordó que siempre estuvo y estará con la patronal: «yo tengo experiencia propia con Moyano, tuve que defender a Carrefour para que no se vaya del país».

Este pedido de “sangre, sudor y lágrimas” del burócrata de Comercio los trabajadores del gremio lo tienen grabado en su piel, ya que están a la cabeza de los contagiados de Covid-19 con más de 500 afectados contando solo los supermercados, como consecuencia de la violación patronal de los mínimos protocolos sanitarios.

Este reclamo formulado de manera directa al presidente, cuando la pobreza abarca al 45% de la población, es un testimonio del horizonte que exigen las patronales, de boca de uno de sus voceros principales desde el “mundo del trabajo”. Ese horizonte apunta a retrotraer los derechos de la clase obrera a las condiciones del siglo XIX. En ese marco pidió a Alberto Fernández que se despoje de supuestos pruritos ideológicos, y que atienda cuestionamientos tales como que “los empresarios dicen que la mayor carga tributaria del mundo está en la Argentina».

Este programa de Cavalieri de despidos, reducción salarial, reforma laboral y una reforma impositiva para eximir de tributos al capital se le suma el planteo de un nuevo cronograma de tarifazos, ademas por supuesto el apoyo a la reestructuración colonial de la deuda. Este es el rol de la burocracia sindical en la mesa del pacto social, incluyendo al ala que representa Hugo Yasky.

El férreo enrolamiento de la burocracia de los sindicatos detrás de una política de ataque histórico a la clase obrera preanuncia que las luchas que se vienen para derrotar este ajustazo serán una batalla simultánea por la independencia política de nuestras organizaciones obreras, y por la ruptura de los sindicatos con el gobierno de los Fernández, que es el canal por el cual se lleva a cabo toda la avanzada patronal contra las masas.

También te puede interesar:

Habrá manifestaciones en varios puntos del país.
Convocatoria de las comunidades qom y moqoit. En Buenos Aires, concentración a las 15hs frente a la Casa de Chaco.
La campaña, bajo la sombra del Covid-19. Panorama político de la semana.
Es imperiosa la necesidad de centralizar el sistema de salud.
Asumió Funes de Rioja como presidente de la entidad de las patronales industriales.