26/06/2017

La toma de Pepsico

Un gran paso en defensa de los puestos de trabajo


Luego de una semana de acampe y movilización y tras una intensa asamblea, los trabajadores resolvieron por amplia mayoría (80% a favor) la ocupación de la planta para resguardarla del vaciamiento.


 


La decisión de la asamblea, respaldada respetuosamente por una nutrida columna de activistas que habían sido convocados, es un salto cualitativo en la lucha contra el ajuste rabioso que se lleva a cabo sobre los trabajadores de la Alimentación. Es una demostración de fuerzas que refuta históricamente la impotencia del STIA, invocada por la Verde para aceptar las indemnizaciones y entregar la lucha. 


 


La ocupación representa una modificación de la relación de fuerzas entre los trabajadores y la multinacional, y debe ser sostenida, respaldada y defendida por el conjunto del vasto activismo obrero de la zona norte. 


 


El clasismo marca una vez más, como en AGR-Clarín, una ruta de lucha; contra los cierres y los despidos, nada de indemnizaciones, ocupación de la planta y plan de lucha. Hay que redoblar la campaña por un paro nacional del STIA, juntando pronunciamientos de comisiones internas y de trabajadores para demostrar que lo que Daer no quiere hacer, lo terminarán haciendo los trabajadores. 


 


Desde la Naranja hemos planteado desde el primer día del cierre la necesidad de ocupar la planta. La asamblea de trabajadores interpretó de la misma manera la situación y resolvió ocupar: ¡Viva la ocupación de Pepsico! ¡No al cierre, no a los despidos! ¡Por una nueva dirección en el STIA!


 



 


TAMBIÉN TE PUEDEN INTERESAR:


 


 

También te puede interesar:

El proyecto volvió a debatirse este martes en las comisiones de la Cámara de Diputados.
Vamos con todo a la movilización nacional este miércoles 21. La concentración será en el Obelisco a partir de las 11 de la mañana.
Contracción de la actividad, pérdida de la capacidad instalada y caída del consumo de energía.
Acompañados por los despedidos de Bimbo y Clínica San Andrés, reclaman su reincorporacón.