29/06/2017 | 1464

La toma de Pepsico


Luego de una semana de acampe y movilización, y tras una intensa asamblea, los trabajadores resolvieron por amplia mayoría (80% a favor) la ocupación de la planta para resguardarla del vaciamiento.


 


La decisión de la asamblea, respaldada respetuosamente por una nutrida columna de activistas que habían sido convocados, es un salto cualitativo en la lucha contra el ajuste rabioso que se lleva a cabo sobre los trabajadores de la Alimentación. Es una demostración de lucha que refuta históricamente la impotencia del STIA, invocada por la Verde para aceptar las indemnizaciones y entregar la lucha. 


 


La ocupación representa una modificación de la relación de fuerzas entre los trabajadores y la multinacional, y debe ser sostenida, respaldada y defendida por el conjunto del vasto activismo obrero de la zona norte. 


 


El clasismo marca una vez más, como en AGR-Clarín, una ruta de lucha; contra los cierres y los despidos, nada de indemnizaciones, ocupación de la planta y plan de lucha. Hay que redoblar la campaña por un paro nacional del STIA, juntando pronunciamientos de comisiones internas y de trabajadores para demostrar que lo que Daer no quiere hacer, lo terminarán haciendo los trabajadores. 


 


Desde la Naranja hemos planteado desde el primer día del cierre la necesidad de ocupar la planta. La asamblea de trabajadores interpretó de la misma manera la situación y resolvió ocupar. 


 


Solidaridad obrera


 


El conflicto ha recibido una importante solidaridad.


 


A la planta se acercaron trabajadores de diversas fábricas de la alimentación, telefónicos, gráficos, precarizados nucleados en el Polo Obrero, entre muchos otros. Los operarios de la alimenticia Lodiser, que libran en este momento una pelea reivindicativa en la fábrica, saludaron con un “aplausazo” la toma de Pepsico.


 


En la planta situada en Vicente López se hicieron presentes también Néstor Pitrola y Nicolás del Caño, candidatos del Frente de Izquierda a senador y diputado nacional, respectivamente, por la provincia de Buenos Aires, así como Jorge Altamira y otros referentes del FIT de Vicente López, Ciudad de Buenos Aires y Mendoza. Pitrola afirmó que “todos somos Pepsico” y enfatizó que “nuestra campaña política será un instrumento en favor de la victoria de esta causa”.


 


A su turno, en asamblea con el cuerpo de delegados y otros trabajadores de Pepsico, el referente del Partido Obrero sostuvo que “no podemos permitir un cierre más, más aún cuando el único objetivo es arrasar el convenio, la escala salarial y la organización sindical de fábrica, como en este caso de traslado a Mar del Plata”,  y afirmó -en polémica con la dirección del sindicato- que “la salida no es la indemnización, sino la continuidad laboral. Por ella reclamamos el paro general de todo el gremio de la Alimentación”.


 


¡Viva la ocupación de Pepsico! ¡No al cierre, no a los despidos! ¡Por una nueva dirección en el STIA!

También te puede interesar:

El único mensaje que escucha el gobierno es el de los capitalistas.
Autoconvocados presentaron un plan en el Ministerio de Producción para que trabajadores e infraestructura de la empresa sea absorbida por el Estado.
El gobierno de Suárez despidió a alrededor de 50 trabajadores de la Obra Social de Empleados Públicos.
Ante la represión a los ferroviarios despedidos Néstor Pitrola, Romina Del Plá y dirigentes de izquierda se pronunciaron.