01/08/2013 | 1279

La verdad sobre el conflicto del subte

Reportaje a Carlos Taborda y David Carballo, delegados de tráfico de la Línea B

-¿Cuál es la causa del conflicto?


C.T.: El gobierno de la ciudad, a través de Sbase, pretendió inaugurar de golpe- antes de las elecciones- las dos nuevas estaciones, cuando hace dos años que la obra estaba terminada y no se realizaron las tareas finales, porque se desvío a otros fines el crédito de 500 millones de dólares que habían conseguido. Nosotros pedimos en esa época inspeccionar las obras y se nos negó. Hace dos meses, cuando dieron unos cursos para los "nuevos" trenes (fabricados en 1970), pudimos comprobar que no había sistema de comunicación tierra – tren y que las instalaciones tenían todo tipo de problemas- como filtraciones, zonas anegadas con cables bajo agua, etc. El taller nuevo no se puede estrenar por el agua que tiene. Hace meses, un compañero murió electrocutado por trabajar en esas condiciones. Advertimos a todos hace ya dos meses sobre estos problemas, los que no se solucionaron. Ahora vienen a apretarnos con todo, por la campaña electoral de Macri. La decisión de los trabajadores es que conducimos hasta los Incas, pero no en el tramo que no reúne las condiciones mínimas.


-Los funcionarios de Macri dicen que ustedes quieren trabajar menos, ¿qué responden?


D.C.: Que es falso. El tiempo de descanso que tienen hoy los conductores responde a estrictas razones de fatiga psicofísica, que si no se contempla, pone en riesgo la seguridad. Como dicen los compañeros: "después de dar tres vueltas (de más de una hora cada una), no sabés si estás yendo o estás volviendo". La patronal quiere hacer más kilómetros sin tomar más personal, lo que lleva a reducir el tiempo de descanso. Actualmente, cada pareja de conductor y guarda dan cinco vueltas (hasta Los Incas). Con la extensión a dos estaciones más, se agregan 3,2 km más de recorrido (1,6 km de ida y otro tanto de vuelta). Además, entre Incas y Echeverría, la cantidad de curvas obliga a reducir la velocidad en 10 km/h, con lo cual es imposible dar más de cuatro vueltas por pareja. La insistencia patronal es porque quieren aplicar un ajuste y flexibilización a todo el subte. Como lo demuestra también el ajuste que aplican en talleres y boleterías.


C.T.: También mienten cuando dicen que trajeron trenes nuevos. Ya explicamos que tienen como 40 años. Además no son seis como anuncian, sino cuatro que se agregan. De éstos, uno fue desarmado para usar repuestos para los otros. Y de todos ellos, en estos días no están usando ninguno, porque tienen problemas que saltaron en las pruebas y no quieren pasar la vergüenza de que se les queden en el túnel.


-También los acusan de utilizar políticamente los reclamos, porque hay delegados de la B candidatos en las elecciones.


C.T.: Mirá, si hay una utilización política es la de Macri apretando para inaugurar sin condiciones y mintiendo sobre que está todo joya. E inaugurando la estación Juan Manuel de Rosas con su candidato a diputado Bergman. Es cierto que los compañeros Dellecarbonara y Charly Perez son candidatos por el Frente de Izquierda, pero ¿a quién se le ocurriría ganar votos parando el subte? ¡Es una patraña, ellos nos han empujado a este conflicto!


-¿En qué estado está el conflicto y qué opinan ustedes sobre cómo se desarrollará?


D.C.: Aparentemente, por las negociaciones habidas, la patronal aceptaría que se investiguen en forma paritaria los defectos de estructura y el sistema de comunicaciones que ellos pretenden solucionar ( no instalando las antenas que faltan, sino con celulares, sabiendo cómo funcionan los celulares en este país). Pero se han emperrado con el tema de dar las cinco vueltas con el mismo personal. Pensamos que significa que no quieren aflojar en su plan de racionalizar personal y ajustar en todo el subte. Las tratativas pasaron a cuarto intermedio y nuestro sindicato presentó un recurso de amparo ante la Justicia, el cual debería resolverse en estas horas. La base está muy firme en la exigencia de las condiciones de trabajo y de seguridad.