14/08/2003 | 813

La victoria obrera emocionó a todos

Cuando finalizó el acto, reinaba la emoción en todos los compañeros y llamaba la atención ver, por ejemplo, al compañero Juan Lencina, viejo luchador del gremio de la carne, abrazándose con todos y derramando lágrimas por el triunfo obtenido; al igual que Carlos López, que tan duro trabajó por la recuperación de Sasetru; incluso Elis, una documentalista australiana que nos acompañó estas últimas tres semanas y llegó a sentirse tan cerca de Sasetru, que vivió el triunfo entre sonrisas y lágrimas que no podía contener. Josefa Ortega, mientras la reporteaba Crónica TV, con lágrimas en los ojos, relatando este triunfo tan distinto a esas otras lágrimas que tenía cuando la reportearon durante el desalojo. Y como esta emoción era tan auténtica, contagió a otras personas cuyo contacto con nosotros fue circunstancial, como a un pasajero del tren que viajó de ida con nosotros y casualmente tomó el mismo tren de regreso y nos preguntaba con mucho interés: «¿Cómo les fue? ¿Lo lograron?».


Cuando la emoción cala tan profundo en el ánimo de los trabajadores nos muestra la justeza de nuestros reclamos. Por muchas otras emociones.

También te puede interesar:

Reclamaron por trabajo genuino, aguinaldo para trabajadores del Potenciar Trabajo y asistencia integral a los comedores.
En el marco de una jornada de lucha provincial exigiendo trabajo genuino y planes de viviendas.
En el marco de la jornada nacional de lucha del Frente Nacional Piquetero.