19/10/2021
Reforma laboral

Las metodologías Agile y la precarización laboral en los bancos

Borra las categorías y la carrera bancaria, habilita la contratación basura.

Tribuna Bancaria

Asociadas a las innovaciones tecnológicas han aparecidos nuevas formas de trabajo, que son presentadas por las patronales como “superadoras” de los sistemas de organización tradicionales. Un ejemplo son las llamadas metodologías Agile, inspiradas en el proceso de producción de la automotriz Toyota y muy difundidas en las áreas centrales del sistema bancario y las nuevas Fintech. Esencialmente se basan en una mayor precarización y la destrucción de los convenios colectivos de trabajo.

La “gestión del proceso productivo” se “mejora de manera continua” estableciendo proyectos que se miden en el corto plazo y se van ajustando constantemente en grupos de trabajo “multidisciplinarios”. Esos equipos están integrados por personas de distintas orientaciones laborales -contadores, analistas en sistemas, marketing-, y se busca que todos conozcan el conjunto de las tareas. En reuniones regulares se monitorea el cumplimiento de los objetivos, se detectan los impedimentos y se ensayan soluciones.

La simplicidad de las tareas y el “empoderamiento” colectivo del proyecto borra por completo las especializaciones, y por lo tanto las categorías y la carrera bancaria. El corolario es cada trabajador negocia su salario y se suprimen las compensaciones como bonos o comisiones.

Por otro lado, el proyecto de trabajo puede ir mutando constantemente, permitiendo crear la cantidad de equipos multitareas que se quiera y así rotar sin límite a los trabajadores. Se habilita así todo tipo de contratación basura, como las freelance o monotributo, justificados por el tiempo acotado (en realidad, indefinido) del proyecto. El despido es un trámite simple.

En una entrevista la gerenta del Banco Galicia (que junto con el Superville se ubica a la cabeza del proceso de flexibilidad laboral en nuestro país) explicaba como se “rediseñaron prácticas y reorganizaron negocios” para eliminar puestos, en especial “aquellos que tenían gente a cargo y donde había muchos coordinadores”, mediante “grupos más chicos y flexibles, donde muchos roles cambiaron y desaparecieron”. “Si antes el sueño era ser gerente, hoy es tal vez liderar una práctica”.

Todo esto avanza de manera acelerada en las narices del sindicato. Sergio Palazzo y la conducción La Bancaria son agentes de la flexibilidad.

Es necesario impulsar la deliberación en todos los lugares de trabajo para organizar la pelea por el pase a planta y la defensa del convenio colectivo de los bancarios.

También te puede interesar:

Quieren polos productivos, con exenciones impositivas y a las cargas patronales, facilidades financieras y subsidios.
El ministro de Trabajo, Claudio Moroni, adelantó a las patronales que no prevén renovar ambas medidas.
Falleció Gabriela Molinero de leucemia en un hospital público, sin cobertura médica hace un año.
Acumula ya un 41,8% en el año, frente a un promedio de aumento salarial del 33% hasta septiembre.
La burocracia hizo pasar la reforma reproduciendo el libreto de la empresa.
Reforma laboral integral, liquidación del sistema previsional y prohibición de huelgas en la agenda de los capitalistas.