19/01/2021
SALARIO

Las trabajadoras de casas particulares cobran menos de la mitad de la canasta de pobreza

El salario mínimo vital y móvil, que hoy se encuentra en $20.587,50, tuvo un aumento de apenas 22% frente a una inflación promedio del 36,1%. Es decir que representa una pérdida del 14,1%. Con el aumento del 28% en tres cuotas, el salario de las trabajadoras de casas particulares estaría en similares cifras.

La perdida de salario real para el gremio se acentuará en los próximos meses. Se calcula un salario mínimo vital y móvil que llegue a los $21.600, muy por debajo del aumento de precios. Estando valuada la canasta familiar de pobreza según Indec en $55,000 el salario mínimo debiera superar dicha canasta.

La situación del gremio de trabajadoras de casas particulares es calamitosa. El gremio de mujeres, donde el 60% es jefa de hogar, ha podido conseguir mediante la presión de la movilización un aumento, pero que de todas maneras queda por debajo de la mitad de la línea de pobreza. Un gremio donde prolifera la contratación informal, siendo los despidos, los salarios arbitrarios y todo tipo de atropellos a las trabajadoras moneda corriente. El gobierno que se jacta de terminar con el patriarcado condena al gremio más feminizado del país a la absoluta pobreza.

Desde Trabajadoras de Casa Particulares en Lucha llamamos al conjunto de las trabajadoras del gremio a sumarse a la pelea por el aumento del 100% de la paritaria, la regulación laboral, la reincorporación de todas las despedidas en cuarentena y protocolos Covid en cada lugar de trabajo.

También te puede interesar:

En el día internacional de la mujer trabajadora, movilizamos a Plaza de Mayo y en todo el país.
Los anuncios de Alberto Fernández delatan la continuidad de una política de ajuste.
La quita llega a ser tal que resulta más conveniente quedarse en casa.