11/06/2020 | 1597

Les trabajadores de la salud salieron a las calles

Foto: Fede Imas, Ojo Obrero Fotografía

Este miércoles se llevó adelante una jornada nacional de lucha de trabajadores de la salud, con una conferencia de prensa en el Obelisco.


Impulsada por gremios y organizaciones combativas del sector, la conferencia contó con la presencia de la gremial Cicop (salud bonaerense), la Asociación de Profesionales de Servicio Social, ATE Garrahan y la Asociación de Profesionales del Garrahan, la comisión interna del Hospital Italiano, la Asamblea de Residentes y Concurrentes de la Ciudad de Buenos Aires, la Comisión Provincial de Residentes, la seccional de la Asociación de Médicos Municipales de la Maternidad Sardá y la Asociación de Licenciados de Enfermería, entre otras organizaciones sindicales y políticas.


En la Ciudad, la jornada se completó con aplausazos en los hospitales Gutiérrez, Zubizarreta, Irep, Cesac 7 y 12, entre otros, y con una importante actividad con corte de calle en el Hospital Piñero y el Area programática, donde confluyen en una asamblea trabajadores y vecinos de los barrios más golpeados por la crisis y el Covid-19.


Hubo una fuerte denuncia de la precarización laboral, conformada por salarios de miseria, el congelamiento de las paritarias y el pluriempleo, que opera como “salida” a la crisis, pero como entrada a la mayor exposición a contagios. La mentira del bono miserable de 5 mil pesos, que no hemos cobrado la mayoría de los trabajadores, habla del cinismo de quienes se llenan la boca hablando de un sistema de salud que “está preparado”. Fue muy sentido el reclamo por abolir la discriminación laboral de los enfermeros, que en la Ciudad significaría el pase a la carrera profesional. La enorme explotación de los trabajadores de la enfermería ya se cobró dos muertes por coronavirus en la provincia de Buenos Aires.


En esta jornada, la Asamblea de Residentes y Concurrentes de la Ciudad hizo público un informe epidemiológico entre trabajadores, del estado de situación de los efectores. Los números contrastan fuertemente con las declaraciones del ministro de Salud, Fernán Quiros, y el jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta. Indican que más del 80% de los trabajadores no cuentan con insumos necesarios para la atención y más del 60% no poseen Equipos de Protección Personal de calidad y cantidad necesarios. El vaciamiento hospitalario y la falta de personal preexisten a la pandemia, y las medidas que se han tomado resultan cosméticas frente a años de mercantilización del sistema de salud.


Los trabajadores expresaron en profundidad la situación crítica que se vive en hospitales públicos y privados, contraponiendo la realidad a los dichos de los gobernantes. El cuadro de colapso se agrava con el pico de contagios y la flexibilización de la cuarentena, digitada por los grandes capitalistas. Mientas los contagios rompen la barrera de los 1.000 por día, el gobierno nacional y los provinciales garantizan la activación de casi el 80% de la actividad económica. A pesar de que Larreta, Fernández y sus ministros esconden números oficiales, los gremios convocantes denuncian falta de camas, de personal y de todo tipo de insumos.


Mientras la CGT y las conducciones burocráticas de los sindicatos hacen la vista gorda a la enorme crisis que atravesamos, las jornadas de lucha impulsadas por los sindicatos y sectores combativos marcan un camino. En este sentido, quedó planteada la cita para la jornada del próximo 16 de junio, donde el Plenario del Sindicalismo Combativo pondrá de relieve la lucha contra los despidos, suspensiones y explotación laboral que vivimos los trabajadores de todo el país. Los convocantes a la jornada de este miércoles debemos fortalecernos con asambleas de base y reuniones en los lugares de trabajo, para convocar fuertemente a las calles el próximo 16.

También te puede interesar:

Tiene más de 30 mutaciones en comparación con la cepa original.
Mientras siguen ajustando en salud.
Médicos y profesionales de la salud marcharon contra el decretazo de Kicillof para cerrar paritarias a la baja.