15/01/2004 | 833

Libertad a los compañeros de Mosconi

La gran movilización desde Mosconi hacia el juzgado de Tartagal por la libertad de los compañeros detenidos desde hace más de un mes, conmovió a las ciudades de Tartagal y Mosconi. Es que no sólo se demostró que el movimiento piquetero está de pie, sino además que la unidad de los trabajadores puede hacer temblar al gobierno de Romero. Así lo dejaron bien en claro la UTD de Mosconi y el Polo Obrero de Tartagal durante las cuatro horas de lucha y solidaridad que marchamos bajo la lluvia.


Más de 200 compañeros nos concentramos en la puerta de Pluspetrol para encaminarnos hacia el centro de Tartagal. Entramos a la regional para reclamar por la detención arbitraria y feroz golpiza por parte de la policía de un compañero aborigen, piquetero de Mosconi, y exigir que se permita la visita de los familiares para verificar su integridad física. Obtener esto fue nuestra primera victoria.


Al llegar al juzgado cortamos la calle y los gritos por la libertad de los presos se hicieron sentir durante casi dos horas. Los medios de comunicación locales recogieron ampliamente los reclamos y denuncias de los familiares de los presos (que acampan desde el día de las detenciones frente al juzgado), de la abogada de Derechos Humanos, Mara Puntano y de Pepino Fernández (UTD Mosconi), y Pepe Barraza (CTD-Polo Obrero de Tartagal). Estos dirigentes piqueteros anunciaron, además, una nueva marcha unitaria para el día viernes, a la que ya confirmaron que se sumarán también el Polo Obrero de Aguaray y piqueteros de Pocitos.


Con la unidad de los trabajadores y la movilización popular sacaremos de la cárcel a los compañeros detenidos por el K-Gate y J.C. Romero (peoncitos de las petroleras). Llamamos a todas las organizaciones obreras y de derechos humanos del país y del mundo a unirnos en esta lucha.

También te puede interesar:

Hay denuncias sobre la Policía por atropello, robo, golpizas y hasta la detención de un menor de edad delante de sus padres.
“Debería ser un delito votar una reforma jubilatoria contra los y las jubiladas”, sostuvo Gabriel Musa.
El sábado 6 dijeron presente en el acampe frente al Juzgado N° 30 familiares y amigos de víctimas del gatillo fácil, de la trata, de desaparecidos/as, ambientalistas, activistas, docentes y una delegación de rurales organizados de Villa Regina.
Familiares de víctimas denunciaron a la policía de la provincia y al poder político.