11/09/2020

Lo que va de Rosa Luxemburgo a la capitulación ante la burocracia petrolera

Sobre la intervención del PTS en el Plenario del Sindicalismo Combativo en la Patagonia.

En medio de un inmenso y unitario plenario sindical de la Patagonia Sur, con 43 oradores y 160 participantes por el zoom, de pronto estalló un petardo: una delegada (la única posición sindical del PTS en todo el Plenario) forzó los tiempos de su intervención para leer una extensa cita de Rosa Luxemburgo en la que Rosa criticaba la idea de autonomía de los sindicatos respecto a la socialdemocracia alemana de la época. Esto luego de atacar explícitamente al Partido Obrero y a Izquierda Socialista con la acusación absurda de “no querer marchar con la izquierda en la jornada nacional del 17 de septiembre”. En su diatriba el PTS acusó de no “ampliar” la marcha del 17 cuando fuimos precisamente los que invitamos a la mayor parte de los independientes que estuvieron en el plenario y cuando además vamos a disputar la participación de otros gremios y movimientos que no se sumaron.

En un encuentro donde la inmensa mayoría de los presentes eran independientes y representantes de las luchas en curso, movimientos autoconvocados de hospitales por ejemplo o agrupaciones que se acercan por primera vez al Plenario del Sindicalismo Combativo, este ataque resulta completamente desubicado, además de poseer un contenido falaz. El afán de hacer del plenario un terreno de disputas y no de impulso a la construcción unitaria se conecta con su nulidad en posiciones sindicales conquistadas. Afortunadamente la madurez de los participantes ignoró el divisionismo.

El incidente cobró luego otra dimensión cuando un obrero petrolero, Néstor Vibares, de Las Heras en su intervención consideró perjudicial una nota de Izquierda Diario, donde en nombre del Frente de Izquierda se le “lava la cara” a la burocracia sindical de su gremio encabezada por Claudio Vidal. El compañero expresaba su preocupación por el rechazo que había producido en la base petrolera esa nota que coloca a la izquierda avalando el accionar de Vidal, siendo que precisamente es la izquierda integrada en la agrupación Ahonikenk y participante del Plenario la única oposición sindical organizada contra la burocracia mafiosa de Vidal.

La nota es del 29 de agosto y se refiere al rechazo a los despidos en Sinopec. En la misma el apoyo al accionar de la burocracia en el conflicto es completo y se refuerza con una cita del diputado del partido de Vidal, llamado Elorrieta.

Vidal es el responsable de miles de despidos y el compañero petrolero no tiene motivos para dudar sobre quién es este burócrata, ya que el propio Vidal lo hizo encarcelar en 2014, en acuerdo con la patronal a raíz de un conflicto en la planta petrolera Baqsa, donde participó Vibares. Fueron casi cuatro meses de cárcel de cuatro compañeros y años de proceso hasta su absolución.

La capitulación política de esta nota es total y se encubre en el “objetivismo periodístico” tan típico del estilo “lavadito” de la “Iskra de los 2000”. La palabra “asamblea” por ejemplo no aparece ni una sola vez en el extenso texto de los que repudian cualquier sindicalismo que no sea socialista y revolucionario.

Pero, en realidad, lo más importante es que alumbra la posición del PTS de negar la existencia de un “pacto social”, ya que la novedad política sería que sectores de la burocracia sindical están luchando y enfrentan a las patronales y al gobierno, ¿como Moyano en Mercado Libre… o Vidal?

Siempre hay luchas aisladas de algún sector de la burocracia, entre otras cosas porque eso permite disimular la línea general de sostener el pacto con el gobierno y las patronales. No todos los burócratas son iguales por supuesto, pero Vidal acaba de firmar la rebaja salarial después de prometer que no lo haría, permite los despidos y los promueve si son activistas y fue candidato a gobernador sumando al triunfo de Alicia Kirchner por medio de la Ley de Lemas.

Los dirigentes del PTS están muy preocupados por “desenmascarar” y lanzar todo tipo de acusaciones contra los compañeros clasistas que construimos el Plenario del Sindicalismo Combativo, pero no ven tan importante “desenmascarar” a burócratas como Claudio Vidal o al menos reclamarles una asamblea… si Rosa Luxemburgo se levanta de la tumba los deshereda compañeros…