29/06/2006 | 952

Los «call-center» y Atento se movilizan


Trabajadores de call-center y Atento: el jueves 22/6 fue una fecha clave para la lucha de los telefónicos tercerizados y precarizados. Una movilización de más de 300 trabajadores, con apoyo de delegados y activistas de Atento y del gremio telefónico, se concentró en la puerta de Movistar, ubicada en Corrientes y Maipú, y luego marchó por el microcentro porteño. Los trabajadores pasaron por la puerta de Action Line (Viamonte y Florida), por el Ministerio de Trabajo, en Alem y Tucumán, y terminaron en la puerta de Teleperformance (también en Alem), donde se realizaron habladas y se leyeron adhesiones.


 


Ese mismo día, una audiencia previa entre Foetra y Atento en el Ministerio de Trabajo arrojaba el resultado de la firma de un acta donde se establecía la reincorporación definitiva de los 31 compañeros despedidos de Barracas. El triunfo de la toma de los trabajadores de Atento Barracas da cuenta de su avance sobre la pretensión vaciadora de la empresa. Esto fue anunciado horas después, al iniciarse la jornada de movilización conjunta de los telefónicos precarizados de Córdoba y de Buenos Aires contra todos los despidos, por la estabilidad laboral y por la elección libre de delegados y derechos gremiales para todos. La autodenominada "marcha de caretas" se realizó con máscaras para evitar represalias de las empresas contra los trabajadores precarizados de varios call-center (Action Line, Teleperformance, etc.). Esta idea había surgido de los trabajadores de Córdoba ante la imposibilidad de movilizarse por las represalias de las empresas y por el vacío sindical dejado por el Sindicato de Comercio y el SeoTeC (sindicato telefónico de Córdoba) enrolado en la Foessitra. La marcha de Córdoba (ver nota) fue la segunda experiencia importante luego de la lucha de Jazz Tel y abre un camino para organizar a todos los trabajadores por edificio.


 


La marcha de las caretas permitió realizar esta primera actividad común en Córdoba y Buenos Aires, que se terminó extendiendo también a Mar del Plata. Allí, unos 100 trabajadores y jóvenes de diferentes organizaciones y gremios (directivos y delegados de ATE, lista Bordó del Soip, Centro de Estudiantes de Humanidades, Polo Obrero, UJS y otras organizaciones) se concentraron en la puerta de Atento para reclamar la reincorporación de los dos despedidos sin causa. La radio abierta y la agitación desplegada, sin embargo, no lograron quebrar el cerco de la empresa, que se negó a recibir una delegación. Pero dentro del lugar de trabajo, al igual que en Córdoba y Buenos Aires, los trabajadores se encargaron de saludar la actividad, que tuvo llegada en los medios locales.


 


La jornada del 22, en medio del Mundial y a pesar de los bloqueos que tuvo que sortear, demostró que existe una tendencia a la organización de los trabajadores y a la unificación de la lucha frente al "desvío" del trabajo y la "deslocalización" implementada por las empresas -Atento no es el único caso. Las empresas "deslocalizan" para quebrar la resistencia de los trabajadores y obtener mayores subsidios de los gobiernos provinciales.


 


Es de destacar la repercusión que tuvo esta movilización dentro de los lugares de trabajo, allí donde los jefes y supervisores acostumbran a apretar a los compañeros. La movilización los puso más nerviosos que de costumbre. Mientras, muchos trabajadores fueron engrosando la movilización a medida que iban saliendo de sus puestos de trabajo. La columna más numerosa y organizada fue la de los trabajadores de Atento.


 


Ahora se discute la convocatoria a una nueva movilización impulsada por Foetra Sindicato Buenos Aires y dirigida contra el tercerismo de Telefónica y Telecom, que utiliza trabajadores con el convenio de Uocra para abaratar la mano de obra y flexibilizar al límite las condiciones de trabajo. Esta movilización, votada por un Plenario de Delegados, se realizará el 19 de julio como parte de la lucha contra el tercerismo.