17/07/2014 | 1323

Los «códigos» de Weatherford

EXCLUSIVO DE INTERNET



La industria petrolera también se han ido fragmentando con la tercerización, a través de diferentes tipos de empresas de servicios. En Argentina, este proceso se extendió a partir de la privatización y desguace de la YPF estatal.

Weatherford es una de esas empresas con un poderío económico enorme: ofrece servicios petroleros para convencionales y no convencionales. Con sede en Houston, opera en más de cien países, con 730 plantas. Sólo en Argentina sus localizaciones son 28 entre la exploración, la perforación, el mantenimiento y la producción de tecnología para los pozos. Se estima en 2.500 el número de los trabajadores argentinos, y en el mundo 100 mil. El vicepresidente para América Latina, R. Zahn, advierte sobre la explotación de Vaca Muerta: «Hay cuestiones de la macroeconomía política que provocan incertidumbre en la industria (…) Hay que ordenar la relación con los sindicatos y la inflación de los costos». En el artículo se menciona el paro de 60 días de los petroleros en 2011 y la toma de yacimientos por el grupo Los Dragones en 2012. Son antecedentes que se condicen con el actual ataque a los trabajadores de la planta de Río Tercero, despedidos y en lucha, simplemente por pretender su sindicalización. En la propia página web de la empresa revela que tiene su propio «código», sobre el cuál dice: «Tenga en cuenta que el incumplimiento del Código y la política de la Compañía puede tener serias consecuencias, desde una medida disciplinaria hasta el despido, así como también posibles sanciones civiles o penales». Este gobierno le abre las puertas y es rehén de las multinacionales petroleras. La lucha de los obreros de Weatherford, apoyada por el pueblo de Río Tercero debe triunfar.

Silvia Jayo

También te puede interesar:

YPF aumentó nuevamente los precios, un 5% en el ärea Metropolitana y un 3,5% en promedio nacional.
La burocracia ladra, pero busca negociar. Es necesaria la intervención de los petroleros
Las empresas y la burocracia avanzan en una reforma laboral flexibilizadora.
En medio de la ofensiva de YPF contra el convenio colectivo de trabajo.
La petrolera registró una pérdida de 85.000 millones de pesos en el segundo trimestre del año.