19/09/2020

Los docentes de Misiones obligaron al gobierno a otorgar un aumento salarial mayor al anunciado

Este jueves 17 de septiembre la Asamblea Provincial de Trabajadores de la Educación, luego de deliberar por varias horas, decidió aceptar la propuesta salarial del gobierno provincial. En medio de una movilización multitudinaria que los acompañó por las calles del Posadas los referentes del frente de docentes en lucha firmaron el acuerdo salarial dando cierre a una etapa de movilización y lucha sin precedentes en masividad y duración en este sector de los trabajadores de la Provincia de Misiones,

Un balance necesario

Luego de que el gobierno Renovador cerrara un acuerdo salarial con la burocracia sindical de los gremios aliados y planteara en 2 ocasiones que no tenía más dinero y que se había cerrado la negociación, los trabajadores de la educación lograron torcerle el brazo y arrancarle, con numerosos cortes de ruta y movilizaciones a lo largo de la provincia, una propuesta que, si bien no llegaba al reclamo de los $12.800 levantado por las Asambleas provinciales, representa un triunfo al obligarle abrir la billetera y destinar recursos a garantizar un salario mayor para los docentes. El gobierno provincial debió garantizar un básico de $10.500 y un salario inicial no menor a $30.000 cuando unas semanas antes había cerrado con la burocracia un básico de $9.227 y un salario inicial de $27.500.

Para obtener este triunfo fue importante avanzar en la construcción de un frente de lucha sostenido en el método asambleario, con asambleas que se multiplicaron a lo largo de la provincia como manera de organizar y sostener los reclamos. En estos espacios sumamente heterogéneos se ha mantenido un constante debate que ha derivado en  múltiples asambleas provinciales, que han actuado de forma soberana como organizadoras de las medidas tomadas y reivindicaciones levantadas.

Entre los puntos bajos de este desenlace hay que mencionar que el acuerdo aceptado, aun bajo las condiciones mencionadas arriba, es bastante inferior al básico de $12.800 acordado como objetivo, además de que se han vuelto a aceptar sumas en negro como adicional no remunerativo ni bonificable para los trabajadores de menor antigüedad que asegura el piso de $30.000 a modo de “garantía provincial”. Aun así, es necesario decir que este acuerdo conlleva un importante blanqueo del salario docente y que fue aceptado por una asamblea provincial que decidió soberanamente cuando terminar la lucha.

¿Cómo seguimos? La continuidad de la lucha por las reivindicaciones de la Asamblea Provincial

Además de la cuestión salarial, en la asamblea provincial en cada intervención se lanzaron consignas de continuidad para afrontar nuevas discusiones con la patronal que son necesarias para los trabajadores de la educación como ser la restructuración de la grilla salarial, la mejora de las condiciones contractuales del personal de cocina, condiciones edilicias, funcionamiento del IPS (obra social) y jubilaciones. El acuerdo votado solo incluyó los dos primeros ítems listados.

La continuidad real de los reclamos para ampliar futuras victorias dependerá en gran medida de la capacidad de las asambleas de mantenerse activas, el tener un horizonte temporal cierto (noviembre) para la discusión de la grilla salarial es un buen inicio, ese plazo nos permitirá recuperarnos del desgaste y plantar un nuevo objetivo. Así como avanzar en los debates locales de cómo seguir construyendo una lucha concreta.

La otra lucha: recuperar UDPM para los trabajadores

Es importante además empezar a dimensionar el cimbronazo que esta movilización y acuerdo ha significado hacia el  interior de la estructura burocrática de la UDPM (sindicato docente de la provincia hoy monopolizado por la agrupación celeste de ADoMis), que ha quedado absolutamente deslegitimada y ha sido incapaz de contener no solo a sus bases  sino que también ha sufrido un importante desbande de sus segundas y terceras líneas, y ante este panorama crece entre los afiliados combativos el convencimiento de que es posible, además de necesario, disputar la conducción del sindicato.

En esta nota

También te puede interesar: