24/04/1997 | 536

Los procedimientos de la traición

En la noche del lunes 15, un plenario de secretarios de las seccionales del sindicato docente provincial de Neuquén (ATEN) resolvió —por‘mayoría’— aceptar el acta firmada con Sapag, que dejaba sin satisfacción las principales reivindicaciones de la huelga. Pero este mismo plenario decidió igualmente no levantar el paro hasta que se retirara la gendarmería de la provincia y se diera satisfacción a seis de los puntos que reclamaba la Asamblea Popular de Cutral Co.


Esta resolución sobre el paro había sido precedida por una combativa Asamblea de ATEN Capital (la seccional mayoritaria), que —en contra de su dirección y de la de ATEN provincial— había resuelto por 700 a 380 votos ratificar el paro por tiempo indeterminado y «no discutir el acta hasta que la gendarmería se retirara».


En contradicción con la resolución de seguir la huelga hasta la solución en Cutral Co, el plenario provincial de ATEN resolvió, sin embargo, pasar a «cuarto intermedio» para «precisar las medidas a tomar si el alcance del paro excedía el plazo que tenía la justicia para expedirse sobre la conciliación obligatoria», que vencía el jueves 18.


Pero el martes 16, la directiva de ATEN Capital convocó a una nueva Asamblea, con el pretexto de que «10 afiliados habían impugnado» la anterior.


En otra asamblea, la directiva dirigida por Liliana Obregón montó un ‘aparato’ para filtrar la asistencia: impidió el ingreso de los estudiantes secundarios y de las delegaciones de la Coordinadora de Padres, que habían venido trabajando en común por la huelga, y estableció una patota de ‘seguridad’.


La ‘izquierdista’ Obregón llamó a la Asamblea a aceptar sin discusión el levantamiento del paro, no sujeto a ningún condicionamiento. Se llevó adelante la Asamblea con horario de cierre anticipado «para poder votar y llegar a tiempo al Plenario de secretarios generales», que debía reunirse esa noche. Con una mayoría de los que habían vuelto a trabajar o que nunca habían parado —sobre todo de las «escuelas públicas de gestión privada», confirmado por el diario Río Negro que informó que docentes de éstos «se habían retirado a las 15 horas con autorización de las escuelas para ir a votar…»— se levantó la huelga docente en Neuquén Capital.


Pero, ¡oh casualidad!, otras seccionales también habían ‘modificado’ sus mandatos. El secretario general de San Martín de los Andes expresó su asombro al ver que se volvía sobre lo ya votado: «¿no era que teníamos que consultar, se preguntó, sólamente acerca de qué postura tomar si el paro se prolongaba más allá del jueves 18? ¡Acá parece que el cuarto intermedio era en realidad para cambiar los mandatos y levantar el paro!». San Martín de los Andes, Rincón de los Sauces y Las Lajas ratificaron la continuidad de la huelga.


El ‘voto’ de ATEN Capital fue fundamental para consumar el operativo levantamiento.


El sindicato de los docentes universitarios (Adunc), la Coordinadora de Padres, centros de estudiantes universitarios, la Coordinadora de Estudiantes Secundarios y un núcleo de docentes de ATEN en disidencia con el levantamiento del paro, constituyeron, entonces, la Asamblea Permanente en apoyo a Cutral Co. Al día siguiente, una caravana cargada de víveres, con 63 autos y 2 colectivos, marchaba a Cutral Co, donde todo el pueblo hizo un cordón para recibirlos.

También te puede interesar:

Alberto y Cristina profundizan el ajuste de Macri. Ctera, la entrega de los trabajadores de la educación.
Desde la base y la Multicolor derrotamos la línea baradelista.
La dirección de Ctera archivó el argumento de que “el límite es la muerte”.