29/03/2020

Los repartidores bajo la pandemia, un relato en primera persona

Mensaje de un repartidor a sus compañeros y al conjunto de la población.

Mar del Plata ha sido uno de los focos más importantes de lucha de los trabajadores de las apps. Contundentes movilizaciones y paros han conmovido y colocado en la agenda de la ciudad las condiciones en que trabajan: una tarifa base miserable, sin aseguradora de riesgos y accidentes; y en estos tiempos de cuarentena y pandemia expuestos al contagio. Luego de fuertes reclamos y paros la patronal accedió a darles un kit de higiene bastante miserable que apenas alcanza para trabajar cinco días.


A continuación reproducimos una carta elaborada por uno de los activista de Glovo de la ciudad de Mar del Plata, que pinta de cuerpo entero el sentimiento de esta juventud trabajadora que pelea por mejores condiciones de trabajo y en defensa de su propia salud.


Mensaje de un repartidor a sus compañeros y al conjunto de la población


Los repartidores nos hemos convertido en un servicio esencial en esta emergencia sanitaria. Al entregar un pedido, la gente comenta “ustedes se están llenado de plata, les aumentó el trabajo, las empresas le dan todos los elementos de seguridad, ustedes la pasan bien”, pero la respuesta es no, no la pasamos nada bien.


Sabés que si nosotros pudiéramos quedarnos en casa no saldríamos pero no podemos, porque nuestro sueldo depende de los pedidos que entregamos.


Primero, tienen que saber que la actividad siempre estuvo muy mal pagada, desde hace un año, venimos en una constante lucha exigiendo a las empresas que aumenten las tarifas abonadas. Pero sin respuestas. Solo falsas promesas.



Segundo, el trabajo no aumentó y los únicos que se están llenando de plata son estas grandes empresas, multinacionales, no los trabajadores, que estamos 12hs. o más en la calle para intentar llevarnos un sueldo digno a casa.


Tercero, y no menos importante, las empresas no nos brindan ningún tipo de elemento de seguridad. Solo consejos y nos dan las gracias.


Ser repartidor no es fácil, no es solo andar entregando pedidos y recorriendo la ciudad, es repartir, haga calor, haga frio, llueva, sea de día o de noche, es arriesgar tu vida a cada momento, en cada esquina, en cada calle, en cada avenida. Sabiendo que, en cualquier momento, te pueden robar o podés chocar y, en cualquier caso, nosotros tenemos que hacernos cargo de todo, ya que nadie nos cubre nada.


Hoy en día, en esta situación de emergencia sanitaria, tenemos un riesgo más que sumar a la lista, la de enfermarnos, no solo nosotros, si no todos nuestros seres queridos. Salimos todos los días a repartir, sin saber a quién le llevamos, solo vamos con nuestra mejor sonrisa.


Ninguna empresa, brinda elementos de seguridad, a pesar de que se han llenado la boca diciendo que sí, tampoco lo hace el Estado, estamos a la deriva, y todo sale de nuestro bolsillo. Hasta nuestras ganancias se ven afectadas, ya que la demanda bajó considerablemente y ninguna empresa brinda algún tipo de incentivo. Tenemos que estar más horas en la calle, para poder sobrevivir.


Hoy, el trabajo se volvió más difícil aun, ya que las calles están desoladas y la inseguridad aumentó, recorremos toda la ciudad y cada día vivimos más hechos de inseguridad, la policía está buscando a quien incumple la cuarentena para salir a pasear el perro o para ir a trabajar, pero no para ver quién sale a delinquir.


Los repartidores, no solo de Mar del Plata sino del todo país, nos encontramos en la misma situación y estamos exigiendo elementos de seguridad y aumentos de nuestras tarifas. Queremos trabajar, lo necesitamos, pero no somos robots, somos humanos.


Y, por último, una reflexión y un pedido. Estos meses de lucha nos enseñó mucho, no fue fácil lograr una unión, pero se pudo. Mar del Plata tiene que ser un ejemplo de lucha para todo el país. La unión de los trabajadores es fundamental, decidir las cosas en asambleas, donde la mayoría, pueda expresarse y sentirse parte. Hoy más que nunca necesitamos unirnos en todo el país, organizarnos y seguir luchando contra estas empresas que solo piensan en ganar dinero, a costa de nosotros, los trabajadores. Por eso, te pido, que te organices en tu ciudad, sin miedo, no te vas a quedar sin trabajo. Seguinos, en Glovers Unidos Argentina (Face/Insta) y ganemos esta lucha entre todos.


Matías Cejas 27/3/2020



 

También te puede interesar:

El fracaso del gobierno municipal frente a la pandemia.
El nuevo protocolo elimina las burbujas y el distanciamiento obligatorio dentro de las aulas.
Los fabricantes de vacunas contra el Covid disparan sus ingresos, mientras la cifra de muertos supera los 4 millones.
Hay un stock récord de 11,2 millones de vacunas sin aplicar.
Un informe oficial anuncia que habrá circulación comunitaria de la variante Delta en tres o cuatro semanas.
Los gobiernos fundamentan el ajuste a la salud y la población.