11/06/1998 | 588

Los resultados ponen los problemas «al rojo vivo»

El triunfo en Rosario de la lista «Trabajadores de la Educación» —actual conducción— con 1789 votos (votación similar a la de la elección anterior) plantea una situación contradictoria, ya que la ofensiva del gobierno por imponer la reforma educativa en Santa Fe va a llevar a esta conducción al choque con la base que acaba de votarla.


Los ejemplos del contundente paro docente a De la Rúa, que lo obligó a suspender un decreto de modificación del régimen laboral, o la de los estudiantes y docentes de Neuquén que cortan las rutas, están mostrando que una lucha a fondo choca con la dirección sindical oficial.


El otro dato significativo de esta elección —destacado por todos— es la votación del ‘Frente de Unidad para la Lucha’, que obtuvo 773 votos en Rosario, ubicándolo como la segunda fuerza. En torno suyo se ha agrupado todo un sector de la docencia que tempranamente ha advertido que estamos en el preámbulo de una batalla fundamental, que es la lucha contra la falsa reforma educativa, en defensa del Estatuto del Docente, por el retiro del tramposo ‘proyecto Decibe’ y por el reclamo insoslayable de los 700 pesos de básico.


El final abierto de la reñida elección a nivel provincial entre los aparatos del CTA (actual conducción de Tessa) y del radicalismo —la lista Educación Popular (de ‘Cacho’ Acebal)— será un dato que poco aportará a este debate fundamental, salvo el hecho de que una derrota de Tessa iniciará el agotamiento de una conducción que ha sido tanto o más conservadora que aquélla a la que se proponía superar.

También te puede interesar: