14/07/2020

Los trabajadores del transporte se movilizan en Bariloche

Tras 12 días de huelga por el pago de salarios.

El lunes 13 de julio, después de doce días de paro, se llevó a cabo una gran movilización de los trabajadores de transporte urbano de pasajeros, actualmente bajo licitación de la empresa Mi Bus – Amancay S.R.L. El conflicto comenzó luego de que la patronal no garantizara el salario de julio ni el aguinaldo en un solo pago, además de que les adeudan reajustes y parte del aguinaldo 2019.

La patronal buscó en todo momento fragmentar la unión de los trabajadores, sacando algunos micros a la calle para desvirtuar el paro. Contó para ello con la complicidad de la dirección de la UTA Bariloche, cuando además la UTA a nivel nacional entregó el aguinaldo (que se terminará de cobrar en noviembre) y el recorte del 30% de los sueldos de julio a pesar de ser un servicio esencial.

El propio intendente Gustavo Gennuso se sumó a estos ataques. Había manifestado que los sueldos de julio estarían depositados a primeras horas del 13 para desalentar la acción de lucha votada en asamblea por los trabajadores. No se privó tampoco de atacar públicamente a los colectiveros, haciéndolos responsables por la no prestación del servicio de transporte.

Sin embargo, lejos de dejarse amedrentar por la patronal y la burocracia sindical, los trabajadores de Mi Bus irrumpieron en la soleada mañana barilochense con una movilización en la que participó el 80% de los trabajadores de la empresa, junto a más de 150 personas, entre familiares, vecinos, usuarios, la Multisectorial por el Transporte y el Partido Obrero, entre otras organizaciones. La combativa manifestación recogió apoyos entre los transeúntes que saludaron a su paso con cánticos, aplausos y bocinazos a favor del reclamo.

Los trabajadores  denunciaron a través de un comunicado replicado en Prensa Obrera una situación de profunda e histórica crisis en el sistema de transporte de Bariloche, que no se circunscribe al atraso de los pagos de salarios sino que incluye la extrema precarización laboral, despidos injustificados, persecución, hostigamiento, acoso laboral y una lista tristemente interminable de reclamos desoídos durante tantos años. Esto pone en evidencia la necesidad de un reagrupamiento antiburocrático para recuperar a la UTA y ponerla al servicio de los trabajadores.

Desde el Partido Obrero Bariloche apoyamos y acompañamos las lucha de los trabajadores del transporte de San Carlos de Bariloche y reiteramos nuestra exigencia de apertura de los libros contables de la empresa Mi Bus para ser revisados por una comisión independiente conformada por trabajadores y usuarios del transporte urbano de pasajeros. Ello servirá para demostrar la necesidad de la expropiación sin pago en función de la municipalización del servicio bajo control de sus trabajadores.

Que el grito de los trabajadores de Mi Bus resuene ¡Basta de extorsión! ¡Basta de mentiras! ¡Basta de despidos! ¡Basta de concesiones privadas a vaciadores! Que la crisis la paguen los capitalistas.

En esta nota

También te puede interesar:

La llegada de distintas “celebridades”, exdeportistas y personajes de los medios para esquiar desató el rechazo de la población.
Se realizó con la participación de más de 150 docentes.
El lunes se registraron 129 nuevos casos.
De cara a la protesta del 12 de agosto, crece el debate en el movimiento obrero de la fruta.