02/05/2002 | 752

Los trabajadores denuncian el lock-out patronal

Por Oscar

Ante el «paro» declarado por la patronal del transporte automotor para el viernes 19 de abril (luego suspendido), los trabajadores de Transportes del Oeste denunciaron su carácter antiobrero ya que, con la excusa del desabastecimiento y aumento del precio del gasoil, las patronales pretenden aumentar los boletos, reducir los servicios, sacar unidades de circulación y, al mismo tiempo, imponer suspensiones y despidos masivos de trabajadores.


La Comisión Interna de TDO convocó a una asamblea general en el horario en que había sido convocado el lock-out, con la asistencia de más de 230 compañeros. La asamblea repudió la medida patronal, votó un plan de lucha y lanzó una seria advertencia: no vamos a permitir la suspensión o el despido de un solo trabajador.


A los trabajadores de TDO, a todos los trabajadores del transporte, a los usuarios:


Hay una salida a la crisis (que no es nuestra y nos la quieren hacer pagar)


Transporte del Oeste (TDO) es una empresa de transporte de pasajeros en la que trabajan cerca de 1.000 compañeros. El año pasado tuvo su culminación un largo proceso de vaciamiento y le dimos una salida. Desde el 10 de octubre del año pasado, hace seis meses y cumpliendo una resolución de asamblea general, el cuerpo de delegados se constituyó en comisión de control de la empresa.


¿Qué hicimos desde entonces?


Exigimos y logramos:


• que los sueldos de los directores, personal jerárquico y masa societaria que estuvieran por arriba del convenio fueran rebajadas a los niveles actuales del convenio de UTA. Esto se aplicó a partir del 1º de octubre;


• controlar la compra de combustible y repuestos, fuente de vaciamiento de la empresa a través de posibles sobrefacturaciones en complicidad con los proveedores;


• controlar la recaudación y destinar de ella un porcentaje para el pago de los salarios (adeudados por la patronal) y los insumos indispensables para el funcionamiento del servicio;


• controlar el plantel, ante la presunción de personas que estaban cobrando sueldo y no trabajaban en la empresa;


A través de este control, los trabajadores de TDO hemos logrado el pago de nuestros sueldos, aún en cuotas y la defensa de la totalidad de los puestos de trabajo durante los últimos seis meses.


Con lo importante que es esto, no alcanza para parar la catástrofe que se nos viene encima. Por las deudas acumuladas con los bancos en los años de gestión patronal, por el lock-out de las cámaras empresariales aduciendo la falta de rentabilidad del «negocio», por la imposibilidad que tienen miles de trabajadores para pagar un boleto.


¿Qué hacemos, entonces?


Las cámaras empresariales dicen: que se nos rebajen los impuestos o se nos otorgue un subsidio para seguir cobrando el mismo boleto. Pero ¿acaso el grupo Plaza, Roggio u otros grandes pulpos del transporte «no tienen resto» frente a la crisis? Estos pulpos han acumulado enormes beneficios en la última década y, por lo demás, no sólo viven del boleto sino del subsidio (explotan las concesiones ferroviarias) y del negocio del seguro, en el que dominan un mercado que es clave por los accidentes de tránsito.


Por eso, una medida elemental es que los trabajadores de cada empresa, los vecinos a través de sus representantes (por ejemplo las Asambleas Populares) exijan la apertura y el control de los libros de cada empresa para hacer público cada chanchullo y que los responsables paguen.


Pero ¿qué hacemos frente a las suspensiones que ya se están produciendo en nuestras filas y el levantamiento de ramales por «antieconómicos»?


Es preciso recordar que el transporte debe ser un servicio público, que no puede estar regido por las reglas del beneficio privado. Por eso, frente a la situación actual, creemos que se impone exigir que el Estado se haga cargo de toda empresa que despida, suspenda o afecte el servicio. Y actuar en consecuencia, en todos los órdenes, para que los colectivos circulen, los compañeros trabajen, no se rebajen los salarios y el boleto no aumente.


Proponemos el pronunciamiento y la movilización de todos en esta perspectiva. De los trabajadores del transporte, de la UTA, de los vecinos en lucha. Los trabajadores de TDO nos ponemos al servicio de esta salida.

También te puede interesar:

La burocracia ata el aumento de los salarios a los subsidios patronales.
Fernández condiciona los aumentos salariales a nuevos subsidios para las patronales.
Sigue la acción independiente de los trabajadores del transporte por sus reclamos.
Rechacemos este acuerdo inconsulto y ruinoso de 28,6%. ¡Sigamos la lucha!
Continúa el conflicto por las paritarias y las vacunas.