13/08/2020

Malvinas Argentinas: residentes del Hospital de Trauma denuncian maltratos y precarización laboral

Los trabajadores residentes del Trauma llevan reclamando por la falta de insumos de bioseguridad elementales para hacer frente al Covid-19.

Apoyamos el reclamo de los trabajadores residentes.

Los trabajadores residentes del Hospital de Trauma Federico Abete denuncian que, mientras son sometidos a sobrecargas horarias en sus turnos, con excesiva cantidad de guardias mensuales, escasez de personal y salarios por debajo de la línea de pobreza, son responsabilizados del contagio de Covid-19 del director del hospital y tratados de «imbéciles».

La denuncia fue realizada de forma anónima debido a que los trabajadores residentes del hospital conocen los ataques y represalias con los que la patronal municipal los somete. Su vínculo laboral con el municipio es de un alto grado de precarización laboral. No son considerados empleados públicos, son contratados en condición de becarios municipales por los que, según el Decreto municipal 0228-98, Artículo 2 “(…) no resulta aplicable el régimen para el personal de la administración pública municipal ni la Ley de Carrera Médico Hospitalaria”, al que el decreto 2008-17 agrega «que no resulta aplicable (…) el Convenio Colectivo de Trabajo”. Dicha condición precaria de contratación los excluye del derecho a la agremiación y asociación, mencionados en la ley provincial N° 14.656 del régimen del marco del empleado municipal, facilitando el terreno al atropello y los despidos por parte de las autoridades del hospital y el municipio.

Los trabajadores residentes del Trauma llevan reclamando por la falta de insumos de bioseguridad elementales para hacer frente al Covid-19 desde hace meses: faltan barbijos, camisolines, cofias, botas y alcohol en gel. También denuncian jornadas laborales maratónicas, con guardias de 24hs y jornadas de 33hs; aseguran que, ante la escasez de personal, cuando un colega entra en licencia, les añaden más horas para cubrir esos vacíos. La precarización laboral incrementa en términos salariales: los residentes cobran un salario $10.000 por debajo de la línea de pobreza.

Dichas condiciones de trabajo son un cóctel explosivo en medio de la pandemia que ya lleva 2670 casos positivos y 77 muertos en el distrito (Secretaria de Salud, 11/08) en el marco de un sistema de Salud que tiende a la privatización. El distrito cuenta con 13 hospitales municipales puestos al servicio de negociados entre obras sociales y el municipio, en lugar de atender las necesidades populares. El acceso a la salud es arancelado, por lo que los vecinos que no cuentan con obra social deben pagar para acceder a un servicio público poniendo de manifiesto la mercantilización de la salud en el distrito.

En este contexto, el Dr. Diego Pérez, director del hospital de Trauma, hace responsable a los trabajadores residentes por su contagio. Una actitud de encubrimiento sobre los verdaderos responsables, las autoridades municipales las responsables de las condiciones precarias en las que los trabajadores de la salud están haciendo frente a la pandemia en Malvinas Argentinas.

El audio del director del Hospital.

La precariedad del sistema público de salud es una bomba de tiempo para los trabajadores de la salud y para toda la población. Es fundamental la pelea a  pase a planta  de los becarios  y la puesta en marcha  de una comisión de salubridad e higiene votada por las trabajadores del conjunto del hospital  para garantizar los protocolos correspondientes.

   

También te puede interesar:

Otro fallo escandaloso que le garantiza impunidad a tres partícipes de una violación en manada en el camping “El Durazno” de Miramar.
El gobierno provincial declaró sujetos a expropiación terrenos para la construcción de una alcaldía y una cárcel sin consultar a los vecinos.
Con la venia de Cristina y los “nacionales y populares”.
El Frente de Izquierda sumó 5.4% alcanzando el tercer lugar.
El FIT-U con un pie en el Concejo Deliberante.
Movilicemos el próximo lunes a la audiencia en el Ministerio de Trabajo. Basta de acoso y maltrato laboral.