12/11/2016

Mar del Plata: abajo las suspensiones en Textilana


Dos trabajadores de la fábrica textil Textilana de la ciudad de Mar del Plata fueron suspendidos por participar de una asamblea en el marco de un proceso organizativo para conseguir un bono de fin de año de $5.000. 


 


Recordemos que los salarios en la industria textil son paupérrimos. El promedio es de $8.000 por mes. Mientras la familia Todisco (dueños de la empresa) se lleva las ganancias millonarias que obtiene a costa de los trabajadores a los paraísos fiscales, los trabajadores se ven obligados a dejar su salud en las maquinas por los altos y arbitrarios ritmos de producción a cambio de un salario de miseria.


 


En Textilana, hace casi dos años asumió una comisión interna combativa que ha llevado adelante numerosos reclamos por las reivindicaciones de los trabajadores. A los bajos salarios se le suma el no reconocimiento de los certificados médicos y no pago de los días de enfermedad, prohibición de denunciar accidentes y/o enfermedades profesionales ante la ART. No existen las más mínimas condiciones de seguridad e higiene ni un médico de planta. Además, en una fábrica donde el 80% son mujeres, no se les reconoce el derecho de jardines maternales. 


 


La persecución sindical es moneda corriente. Utilizan cámaras de vigilancia y a los encargados y supervisores para controlar los movimientos de todos los obreros. Para continuar con el terror, aplican apercibimientos y suspensiones arbitrarias a todo aquel que se atreva a reclamar.


 


Previo a la primer asamblea, la patronal anunció por toda la fábrica a través de carteles que quien asistiera sufriría represalias. Como era de esperarse, la empresa cumplió con su palabra y arbitraria e ilegalmente suspendió a dos compañeros con el propósito de quebrar la lucha de los trabajadores. 


 


El jueves pasado, frente a la bronca que generó semejante atropello, unos 70 compañeros se autoconvocaron espontáneamente en una asamblea en la seccional de la Asociación Obrera Textil. Arrancaron el respaldo del gremio a las asambleas escalonadas hasta conseguir los reclamos y la reincorporación sin afectar el salario de los suspendidos.


 


¡Una patronal que siempre estuvo fuera de la ley dice que una asamblea de trabajadores es ilegal!


 


Acompañemos en esta lucha a todos los trabajadores de Textilana para que se acabe la persecución sindical y las suspensiones arbitrarias.¡ Que la empresa pague un bono de fin de año de $5.000.!

En esta nota

También te puede interesar:

La UOM Campana firmó acuerdo de suspensiones con la patronal de Rocca, que viene de ejecutar 90 despidos el sábado 15.
Luchemos contra los despidos y por el cumplimiento de las normas de seguridad e higiene.
La comisión interna viene denunciando que la patronal no garantiza el protocolo y no la deja ingresar a la planta.