20/11/2003 | 826

Marcha a la Legislatura

Triplicación del presupuesto de Salud para insumos, nombramientos y aumentos de salarios

Las asambleas hospitalarias (28/10) confirmaron lo que era un secreto a gritos, el colapso del sistema sanitario, por la falta general de insumos en todos los hospitales y centros de salud de la ciudad.


También se reclamaron los nombramientos de personal y la recomposición salarial, después de más de 13 años sin aumento de sueldos. El intento del gobierno de Ibarra de evitar que esta realidad tomara estado público lo retrata de cuerpo entero. El hecho de que el secretario de Salud convocara de urgencia a directores y subdirectores, para bajarles línea, muestra a las claras que esta gravísima situación era de su entero conocimiento y responsabilidad.


Está en riesgo la subsistencia del sistema de salud público y gratuito, es decir la asistencia sanitaria adecuada para los millones que en él reciben atención.


El presupuesto hospitalario 2003 entró en default a fines de julio. En promedio los insumos hospitalarios sufrieron un incremento de 200% y el deterioro salarial por la devaluación monetaria y la inflación fue del 50%.


Aquí están las razones del actual colapso sanitario. Por lo tanto si no se triplica el presupuesto de salud, no está garantizada la provisión completa de insumos hospitalarios, -medicamentos, materiales descartables, aparatología-, como tampoco el mantenimiento y las obras edilicias, ni mucho menos los nombramientos de personal y un aumento general de salarios del 50%, partiendo de la incorporación inmediata la básico de los 250 pesos, como los privados.


Existen miles de vacantes de personal en el sistema de salud municipal, una parte de éstas es cubierta por 1.500 trabajadores temporarios con planes trabajar, reclamamos la incorporación de los mismos a la planta municipal es decir al escalafón general con sueldos ajustados al convenio.


Más de 1.500 concurrentes y becarios cubren vacantes «ad honórem» en los hospitales de la ciudad, deben ser incorporados a la carrera profesional con salarios según carga horaria. Los estudiantes de la escuela municipal de enfermería, más de trescientos, tampoco cobran las becas mensuales asignadas.


Mientras la salud se derrumba las gremiales de Médicos Municipales y Sutecba siguen haciendo la vista gorda.


El presupuesto de salud es la expresión de la política sanitaria del gobierno de Ibarra, es decir del ajuste presupuestario en salud, y del destino de esos fondos al pago de la deuda externa usuraria de la ciudad, del beneficio para los acreedores y para los especuladores bursátiles, e inmobiliarios, las contratistas y las corporaciones Del Sur y Puerto Madero.


El problema no es por lo tanto como se llega a fin de año, como pretenden hacernos creer Ibarra y Stern -no hay tiempo para esperar-, el 27 de noviembre la legislatura debe aprobar el presupuesto 2004, el de salud ha sufrido un incremento nominal de 90 millones -de 960 millones a 1.054 millones- esto es, el calculo estimativo de la inflación esperada (10%) para el año próximo, es decir que en términos reales el presupuesto disminuye, por lo tanto en materia de salud la situación se va a seguir agravando.


Convocamos al los trabajadores de la salud, a movilizarnos el jueves 27 de noviembre a las 14 horas a la Legislatura de la Ciudad, por la defensa del hospital público y gratuito, la triplicación del presupuesto de salud, los insumos, los nombramientos y el aumento de salarios.

También te puede interesar:

La empresa se comprometió a pagar los salarios adeudados.
El vaciado sistema de salud, una de las razones.
Apoyemos la lucha de las y los trabajadores de la salud.
Profundicemos la lucha por un 45% de aumento salarial y la incorporación de los bonos al básico para salir de la pobreza.
Cerca de 10.000 trabajadores manifestaron para rechazar la nueva oferta del gobierno y exigir el 45% de aumento en una cuota.