Sindicales

10/5/2022

|
1644

Marchita interna en Siderca

Por cierre de ejercicio (premio semestral)

La patronal se despachó con un bono miserable

Cada seis meses, los y las trabajadoras de Siderca cobramos un premio por participación de las ganancias de la empresa. Año tras año, semestre tras semestre, esa suma pasó una incógnita hasta el mismo día de cobro.

Furlán, como secretario general, pretendió un nuevo método para que el monto del cierre ya no sea un “acuerdo de dos”. Aquella discusión paso rápidamente de 1.000 pesos para cada trabajador por cada millón de ganancia de Siderca a un porcentaje propuesto por la empresa que terminó cerrando en 4,5%.

Para este primer cierre de ejercicio de 2022, Tenaris Siderca se despacha con unos miserables 49.000 pesos en bruto (39.000 neto), en un cuadro de superproducción y ventas.

La protesta de la UOM

La dirección de la UOM se mandó con reuniones cerradas para definir un plan de acción. En reuniones de delegados se explicó el aumento paritario, que pasó a segundísimo plano, y una medida por lo exiguo del bono: una repudiada marchita interna alrededor de la cebolla (tanque de agua). La propuesta de llevar la marcha afuera y elaborar un plan de lucha escalonado fue rechazada por la conducción violeta.

El 4,5% es rechazado por la misma dirección que lo firmó, porque después de 15 años cae en cuenta que no incluye contratistas. No hay control sobre lo que gana Siderca y no se piden los libros contables, el mismo sindicato justifica a la empresa diciendo que hay secreto bancario, que la Inspección de Justicia no entrega información, que al cotizar como Tenaris no se puede desglosar Siderca y así.

Mientras se realizaba la marcha, apareció el depósito de un adelanto de este premio, porque, al parecer, Rocca evalúa dar un poco más. La inocua medida de fuerza canaliza y contiene en cierta forma la bronca de los y las obreras que ven cómo se cae su salario y que este premio que pasó de ser un decimocuarto salario a un tapa agujeros, y ahora ni eso. Hay una predisposición a la lucha, pero que siempre se encuentra con tibiezas de parte de una conducción que no enfrenta realmente a la patronal.

El control de lo producido y ganado por la empresa no solo serviría para deducir el premio semestral, sino también el desactualizado premio de producción, congelado desde 2007.

Por un verdadero plan de lucha por el pago del premio que corresponda. Además en unos meses nos encontrará por la reapertura paritaria, que debe ser por el valor de la canasta familiar y no por porcentajes que nos siguen dejando por debajo de la inflación.

Pase a planta de contratistas y efectivización de contratados.

Por el control obrero y sindical de la producción y ventas de la empresa, para tener noción de lo que discutimos.