Sindicales

10/3/1994

|
413

Mary Sánchez se tiene que ir

El paro docente convocado por el Suteba en la provincia de Buenos Aires fue un fracaso. En numerosos distritos del conurbano pasó prácticamente desapercibido. La FEB —agencia de Duhalde— había llamado a no parar, pero aun en escuelas encuadradas en CTERA los docentes dieron la espalda al paro. En Capital el paro tuvo un respaldo inferior a los convocados por UTE (CTERA)  en el último año.


La burocracia de Mary Sánchez (responde al Frente Grande) es la responsable del fracaso. Fue un paro aislado y sin preparación.


Sólo tres días antes del inicio de las clases y en un clima de desmovilización, la burocracia convocó a asambleas naturalmente minoritarias para aprobar el paro. La mayoría de los docentes bonaerenses no cumplió el paro por su falta de perspectivas. El aparato de la burocracia tampoco se empeñó en el paro. La política de la burocracia es  preservar “comisiones mixtas” con los gobiernos en las diferentes jurisdicciones, el “disfrute” del  gobierno de la Osplad, y el ingreso al negocio de la jubilación privada.


El fracaso del paro ha envalentonado al gobierno en su propósito de imponer la “reforma laboral educativa”.  Es necesario tomar conciencia de esto y reclamar un giro de 180º en la política de CTERA y la renuncia de toda la dirección marysanchista.