17/02/2005 | 887

«Me cobré una cuenta pendiente»

Mariano, boletero de la línea D

-¿Qué balance hacés del conflicto?


 


-Para mí esta lucha es especial, ya que por enfermedad no había podido estar en el conflicto anterior. Era una cuenta pendiente. La verdad, la lucha fue muy positiva. Demostramos de qué forma se obtienen las victorias. Inclusive, en particular, me sorprendió su rápido desenlace, porque pensábamos que iba a ser un conflicto más largo.


 


-¿Influyó la situación política de la Ciudad?


 


-El gobierno de Ibarra casi ni apareció. El de Kirchner sí, e intervino para desactivar el conflicto, porque sino se le venían un montón de luchas salariales encima.


 


-¿Qué papel jugó la UTA?


 


-No hicieron nada diferente a lo que nos tienen acostumbrados. Hicieron lo mismo de siempre, se quisieron robar nuestra bandera, pero esta vez les salió todo mal.

También te puede interesar:

Los trabajadores de transporte pierden un 10% del salario.
Reclamamos condiciones de seguridad para los trabajadores.
Los trabajadores renovaron el mandato de sus delegados contra las maniobras de la burocracia.
En reclamo de $150 mil de básico y un bono de $50 mil.