29/12/2020

Mendoza: la paritaria de educación es ajuste o ajuste

El “aumento” por decreto a las y los trabajadores de la educación.

El gobierno de Mendoza acaba de declarar en los medios que dictará por decreto un aumento de 0% para 2020 y 20% en 3 cuotas para 2021, lo que significa una pérdida de casi un 50% del poder adquisitivo de más de 60.000 trabajadores de la educación de la provincia. Además, este decreto no incluiría los montos en negro que «ofrecieron» a los gremios del Estado a pesar de estar presupuestado, en una clara muestra de represalia hacia las y los trabajadores dependientes de la Dirección General de Escuelas (DGE) y su sindicato, el SUTE, por haber rechazado esta oferta «única e innegociable».

Este decreto del gobernador Rodolfo Suárez muestra que en Mendoza no existió ninguna mesa de negociación paritaria real, solo un circo montado por obligación de la justicia que contó con complicidad de la burocracia sindical que, a cambio de un beneficio económico para sus gremios, no dudo en violentar la voluntad de la enorme mayoría de las y los trabajadores del Estado que como en la educación rechazaba la esta entrega en porcentajes mayores al 84%. La dirigencia sindical que se prestó a este operativo fue políticamente cuestionada en donde se garantizó un debate real o, en el caso de los sindicatos firmantes de este acuerdo, con desafiliaciones masivas.

El gobierno parece no tomar nota del mensaje que le dio el enorme porcentaje de rechazo en las escuelas, en una muestra de la enorme reserva moral y de lucha de quienes sostuvieron la instrucción del pueblo durante este año de cuarentena a pesar del lamentable papel que tuvo la DGE. Los mismos que solo hace unos meses con una movilización enorme en medio de la pandemia hicieron recular a Thomas, Suárez y la cámaras empresarias de Mendoza en sus intenciones de imponer una reforma privatista de la educación, a pesar de contar con el visto bueno de la oposición y del gobierno nacional.

Solo a un día de publicado en los medios, el rechazo y repudio de docentes y celadores a este decreto extorsivo y violento de Suarez no para de crecer porque es otro ataque de parte de un gobierno que ve en la educación y sus trabajadores un gasto del cual puede prescindir.

Con este panorama se fortalece el planteo de que la única negociación inteligente con este gobierno es proceder una contundente preparación del no inicio del ciclo lectivo 2021. Acompañado de una convocatoria a un plenario de bases de todo el sindicato, que incluya el llamado a toda la comunidad educativa y las organizaciones de lucha que no se doblegaron ante este gobierno, para votar un verdadero plan de lucha que tire abajo este decreto precarizador para poder avanzar en todos los justos reclamos salariales y no salariales de quienes sostenemos con nuestro trabajo (y nuestros recursos) la educación de miles y miles de mendocinos y mendocinas. #NoInicio2021 #MásParaEducacion