24/09/2021

Mendoza: Suárez busca venganza contra les residentes

El gobierno de Mendoza busca amedrentar a las y los residentes despidiendo a una residente del hospital de OSEP.

Este día jueves 23 nos enteramos, por la denuncia de la asamblea de residentes, del intento de despido de una residente del hospital del Carmen. La misma lleva dos años prestando servicio de clínica del hospital, ni más ni menos que los dos años de pandemia.

Luego de tomarle una serie de exámenes que buscaron desde el primer momento desaprobarla, se le comunicó verbalmente que se la va a desvincular del servicio. En otras palabras, despedirla. Luego de dos años de luchar contra el coronavirus, lo cual significó exponer su salud y la de su entorno, resignar tiempo de formación, trabajar hasta el cansancio extremo, hoy pretenden expulsarla. Y el motivo es uno solo: atacar a les residentes que se rebelaron contra el gobierno exigiendo mejoras en el salario y las condiciones laborales.

Así es entendido por la propia asamblea de residentes, que señala que no se trata del ataque a una residente en particular sino al conjunto. El gobierno utiliza sus posiciones de poder para amedrentar a quienes salieron a defender sus derechos. Como responsables de este ataque se señala a los jefes de residentes Antonela Beghetty y Jorge Pujol (hijo del candidato homónimo de Compromiso Federal), al jefe del servicio Santiago Sizias, al director asistencial Mario Nacussi y a la directora del comité de docencia Mariana Castaños. La estructura verticalista y violenta que poseen las residencias médicas tienen por objetivo asegurar la superexplotación laboral para tener mano de obra barata que sostenga los hospitales. Y quien está en la cima de esta estructura no puede ser otro que el gobernador Rodolfo Suárez.

Lejos de las palabras grandilocuentes sobre la esencialidad del personal de salud, hoy les residentes vuelven a ser tratados como descartables. Quienes hipócritamente se ponen la mano en el corazón hablando de cuidar a los mendocinos ajustan sobre la salud y atacan a sus trabajadores.

Pero que Suárez no se equivoque. El triunfo de Cambia Mendoza en las elecciones no es un mandato para ajustar sobre la salud, que ya viene muy golpeada. Ni la maniobra fraudulenta de AMProS (Asociación Mendocina de Profesionales de la Salud) para cerrar el conflicto salarial va a detener todas las luchas. Enfrente tiene una generación de profesionales dispuestos a pelear por sus derechos y a defender la salud pública que no se va a dejar doblegar fácilmente. Decimos “no va más” a las políticas de todos los gobiernos, necesitamos una nueva ley de residencias para terminar con la precarización, recomponer los salarios de todo el sector salud, volcar más recursos a los hospitales y centros de salud, barrer a la inútil burocracia de funcionarios con sueldos abultados y todo lo que sea necesario para brindar una mejor atención a la población.

¡Basta de persecución laboral! La organización independiente del Estado y los partidos patronales es la mejor herramienta para enfrentar estos ataques. Quienes escribimos desde estas páginas no dudamos en ponernos del lado de les residentes y apoyamos y apoyaremos todas sus luchas, que también son nuestras.

También te puede interesar:

Contra los candidatos del ajuste y el FMI
Uno de cada siete padece trastornos mentales diagnosticados. En Argentina, la situación es más crítica que el promedio global.
El gobierno de Suárez despidió a alrededor de 50 trabajadores de la Obra Social de Empleados Públicos.
Cientos de personas se movilizaron hasta la legislatura provincial.