04/05/2020

Metalúrgica Guidi recorta un 25% los salarios

Asambleas y plenarios de delegados para rechazar este recorte y la entrega de la UOM.

Carolina Castro, dueña de Guidi, presidente de la camara patronal autopartista y de la mesa chica de la UIA

La autopartista Guidi, que adeudaba la mitad de salario de la primera quincena de abril, depositó solo un 25% más y anunció que eso es todo lo que pagará. Es un tijeretazo al salario.


La cámara patronal que nuclea a las autopartistas, y que preside la mismísima dueña de Guidi, Carolina Castro, no firmó el acuerdo de recorte salarial del 14% fijado de manera inconsulta entre la UOM y otras tres cámaras patronales metalúrgicas. Las autopartistas reclaman un recorte mayor, en línea con el 35% de achique salarial firmado entre el Smata y las automotrices.


La ofensiva de Guidi marca así una señal para todas las autopartistas, y es además una extorsión pérfida para arrancarle más beneficios al Estado. La patronal propone pagar el 85% del neto (el 70% del bruto) mientras dure el subsidio del gobierno que paga la mitad de los sueldos con la plata de la Anses, y si esta “ayuda” se termina el recorte sería del 70% de los salarios netos además del ahorro de los aportes patronales. Es decir que Guidi se vale de la entrega que firmó la CGT -con el gancho de Caló- con la Unión Industrial (UIA), de suspensiones al 60% del salario bruto. Además desliza la posibilidad de extender las suspensiones más allá de lo que dure la cuarentena.


A pesar de que –contando el subsidio del Anses- Guidi solo cubrirá el 25% del salario neto de la quincena, ni el gobierno ni la UOM piden verificar el verdadero respaldo económico de esta poderosa empresa, que es una verdadera tercerizada de Toyota y otras grandes automotrices. Es fundamental reclamar que se abran los libros de Guidi al control de una comisión electa por los trabajadores, para poner de manifiesto la capacidad de esta patronal para cumplir con el pago íntegro de los salarios.


La cuarentena no puede cumplirse con recortes salariales. Es necesaria la convocatoria a asambleas y plenarios de delegados, con los recaudos sanitarios, para debatir cómo rechazamos estos ataques al salario, así como el pacto de la UOM con las patronales y el de la CGT y la UIA. Los trabajadores de distintos puntos del país que han salido a movilizarse frente a despidos y ataques al salario, como los del frigorífico Penta, los mineros de Andacollo, los textiles de Trelew y Textilana, la ocupación en Bed Time o los trabajadores de la salud, marcan el camino.   



 


 


 


 

También te puede interesar: