07/12/2021

Mirgor prepara 90 despidos y flexibilización laboral

Las patronales eliminan puestos de trabajo a pesar de las exenciones y los beneficios fiscales.

El grupo Mirgor amenaza con la eliminación de más de 90 puestos de trabajo debido al cierre y relocalización parcial del personal de la empresa Brightstar, en Río Grande, Tierra del Fuego. A días de prorrogarse excepciones fiscales en la región, las patronales liquidan puestos de trabajo y cercenan derechos laborales.

Mirgor, con Nicolás Caputo como accionista mayoritario, concentra el 80% de la facturación de Río Grande y el 70% de la producción, con su fuerte en televisores, celulares, autopartes para Ford y Toyota, entre sus principales negocios (BAE Negocios, 6/12). A finales del 2020 el grupo compró a la competencia de Brightstar, asumiendo el compromiso de no efectuar ningún despido por dos años, cosa que estaría incumpliendo.

Brightstar contaba con un plantel de 350 trabajadores y se dedicaba a la producción de celulares LG y Samsung, hasta que la operatoria quedó paralizada luego de que LG anunciara que abandonaría su producción.

La compra de Brightstar implicó una inversión de Mirgor y Caputo para quedarse con la totalidad del mercado. Caputo cuenta con la empresa IATEC, que venía desplazando del mercado a su competencia, con una producción de 3.585.500 celulares hasta octubre, mientras Brightstar llegaba a 900.000 al tiempo de la adquisición, y luego fue decayendo.

Ahora la empresa pretende reubicar solamente a 212 trabajadores, para lo cual confeccionó un listado de 96 empleados con “más del 4% de ausentismo”, que serían desvinculados y/o suspendidos sin goce de sueldo.

Desde los trabajadores denuncian que se trata de personal con ausencias justificadas por la Ley de Contrato de Trabajo y la pandemia, y que la patronal no solo pretende liquidar casi 100 empleos sino que ha avanzado sobre el recorte de los 35 minutos de almuerzo –a cambio de la entrega de una vianda a la salida-, el recorte del servicio de traslado de los trabajadores y la reducción de la dotación de indumentaria laboral, de uno a dos años.

El grupo Mirgor no solo procedió a la compra y absorción de la competencia, monopolizando el mercado local –exigen a Nación que les permitan unificar su operatoria, lo cual vulneraría el régimen de Defensa de la Competencia- , sino que avanza en un plan de reforma y restructuración, con la eliminación de empleos.

Esto a pesar de que el gobierno nacional acaba de prorrogar el subrégimen industrial de Tierra del Fuego, que le otorga a las patronales radicadas en el lugar incentivos y beneficios y exenciones impositivas nacionales hasta el 2038: una muestra de que los proyectos para las patronales no redunda en la creación de ningún puesto de trabajo, sino al revés.

Lo actuado por Mirgor se suma al camino recorrido por la multinacional Toyota, desde donde se aplicó una reforma laboral antiobrera para aumentar la productividad a costa de la supresión de derechos laborales.

La clase capitalista que opera en el país no tiene ningún interés en preservar y/o ampliar los puestos de trabajo, solo busca “adaptar” las condiciones de trabajo a los tiempos que corren, incorporando reformas flexibilizadoras y aumentando la productiva sobre la base de violentar la jornada de trabajo o achicar los planteles laborales, mientras mantiene una huelga de inversiones y concentra sus negocios.

Reclamamos la preservación del conjunto de los puestos de trabajo amenazados y la restitución de los derechos vulnerados por el grupo Mirgor.

También te puede interesar:

Sin ningún tipo de explicación dejó en la calle a 9 músicxs.
Continuarán la lucha por la reincorporación de todos.
Las respuestas de parte del gobierno han sido prácticamente nulas: fuera Cabandié.
Inmediata reincorporación de lxs vacunadorxs. Basta de maltrato, precarización y salarios de hambre.