07/08/2020

Misiones: jubilados reclaman por la vigencia del 82% móvil

Entrevistamos a Faustino Andrés Fleitas, docente jubilado de Misiones, integrante de la agrupación Marea Blanca.
Por María Lía Fernández Docente de educación media -Tribuna Docente.

Todas las semanas realizan una ronda en la plaza central, reclamando la vigencia del 82% móvil.

Los jubilados organizados todas las semanas hacen una ronda en la plaza 9 de Julio, la plaza central de Posadas, reclamando por la vigencia del 82% y de todos los derechos de los docentes jubilados.

El gobierno de la Renovación, que está desde el año 2003 en el gobierno provincial, a quienes responden los directivos del Instituto de Prevision Social de Misiones (IPSM) desconoce sistemáticamente los reclamos de los jubilados.

Como por la cuarentena los compañeros jubilados, en su mayoría son el llamado “grupo de riesgo”, las agrupaciones y sindicatos docentes opositores al oficialismo sindical,  activos, han tomado la posta y manifiestan los jueves en la plaza, con las banderas de docentes jubilados/as de Misiones.

-¿Cuál es el ingreso promedio de los docentes jubilados misioneros?

-Qué buena pregunta, Lía. Porque para contestarte debo revisar la escala de beneficios de jubilados docentes, que en su parte más elevada tiene al personal con doble cargo, al jerarquizado, como supervisores, Directores de Enseñanza, con el límite máximo el 82% del sueldo del Director del Consejo General de Educación, que en este momento alcanza a $117000. En el otro extremo está la gran mayoría, constituida por los maestros de grado, especiales con cargo único y los profesores de nivel medio con 15 horas de cátedra, quienes apenas superan los $13.000. Los elementos que disminuyen el monto del beneficio son: la escasas certificaciones de antigüedad y la ausencia de bonificaciones por zona desfavorable.

También marcan importantes diferencias en los montos que perciben los jubilados docentes del IPSM las normas aplicadas. Por ejemplo: los que perciben el 82% de un activo de igual cargo en el que se jubilaron, porque están amparados por el Estatuto del Docente, Ley VI N 6 y los que se jubilaron después, por Ley XIX N 2 sufren la errónea aplicación de la Ley VI 54, porque no perciben los importes de incrementos concedidos después de la fechas de sus jubilaciones, al personal activo. De esa manera, a medida que van pasando los años, estos jubilados, van aumentando la diferencia con sus pares del Estatuto del Docente, hasta en un 40%. Otra dañina modalidad operativa de IPSM, es en el primer pago que hace al jubilado, con la denominación, «pago a cuenta», que representa apenas una mitad del beneficio acordado. Esto forma de pago debiera superarse en un un mes, para percibir el importe asignado por resolución del organismo previsional, pero permanece por años, perjudicando notoriamente al jubilado. En este punto, ya podríamos calcular que en el grupo de maestros y profesores de media, que el promedio oscilaría entre 13 y 35 mil pesos. He solicitado información al IPSM, pero como éste no me proporcionó los datos, recurrí a la oficina de Acceso a la Información Pública, que en cuanto me responda, te lo haré saber.

– ¿Qué tipo de cobertura médica y de medicamentos reciben de IPSM?

-La cobertura médica del IPS se accede a través de órdenes que solicita el afiliado. Siendo gratuita para médico de cabecera y con costo de $20 para especialista. Funciona en Posadas un Policonsultorio, con insuficiente cantidad de turnos, por lo que hay que recurrir a profesionales externos, los que en su mayoría cobran la consulta y demás servicios, aunque en algunos casos acepten las órdenes. Los testimonios de los afiliados coinciden en que es sumamente dificultosa la obtención de turnos para consulta en dicho Policonsultorio, porque no se consigue para dentro del mes en que se solicita y no brindan para los meses siguientes. Entonces, cuando se vuelve a pedir, se recibe la misma respuesta del mes anterior. Es así que la mayoría opta por pagar la consulta particular. Sólo unos pocos consiguen ser atendidos con la orden.

-¿Qué alegan los profesionales?

-Que el IPS les paga muy poco y con mucho atraso. Con respecto a los planes especiales, como mujer sana, celíacos, diabéticos, hipertensos, aunque con atraso, funcionan. Pero hay quejas con respecto a lo burocrático de los trámites para el ingreso.

-¿Cómo funciona el IPS en el interior de la provincia?

-Los afiliados que allí residen contestan de manera diversa: en algunas localidades tienen cobertura médica, pero en otras, no. También en lo que se refiere a los medicamentos, tanto en la capital, como en el interior, hay farmacias del IPS, que cubren medianamente las necesidades de los afiliados, mayormente con remedios genéricos. Pocas farmacias independientes atienden las recetas de nuestra obra social.

Un aspecto crítico es el referente a las internaciones. Cuando recurrimos a los sanatorios por casos graves, la respuesta constante es que no hay cama disponible. Allí se plantea todo un drama, que algunos casos derivó en el fallecimiento de afiliados, que no lograron ser internados.

A la pregunta: ¿funciona plenamente el IPS? responde: no, por lo expuesto anteriormente.

-¿Cuáles son sus reclamos?

-Nuestros reclamos se centran en exigir que el pago de los aumentos al sector activo se traslade inmediatamente al sector pasivo y que los servicios de Obra Social se cumplan plenamente. Para ello hemos presentado notas, realizado marchas y manifestaciones frente al local del IPS. Las respuestas de los funcionarios fueron siempre promesas.

El problema esencial del IPS es que sus Directores actúan como empleados en relación de dependencia del Poder Ejecutivo y no ejercen la autarquía del organismo, renunciando a la formación de un fondo económico propio y a la decisión en favor del afiliado.

En esta nota

También te puede interesar:

Por qué hay que echar a ADoMis de UDPM.
La primavera de la salud pública misionera, con acampes, cortes y movilizaciones en reclamo de salarios.
La justicia admitió la demanda de inconstitucionalidad de la nueva ley jubilatoria 10694 y dio lugar a la medida cautelar que suspende los descuentos de 10% sobre las jubilaciones.
Con cortes en las 2 rutas hicieron sentir su rechazo a la propuesta salarial firmada entre el gobierno y sus gremios aliados.