08/05/2020

Mondelez (planta Victoria) anunció cierre temporal y suspensiones con rebaja salarial

La alimenticia Mondelez (ex-Stani) anunció el cierre temporal de la planta Victoria, durante el período que abarca desde el 18 de mayo al 13 de junio, suspendiendo a los operarios y reduciendo un 15 por ciento su salario.


La empresa adujo que sus ventas de golosinas y chocolates mermaron, tanto en el mercado interno como en el exterior. Sin embargo, se trata de una multinacional cuya ganancia a nivel global en 2018 rondó los 26 mil millones de dólares, y que no dejó de producir durante el aislamiento social obligatorio, a pesar de que el alimento que fabrica está lejos de ser considerado esencial. Incluso, sus ventas en la planta de Pacheco (ex-Kraft), donde se fabrican galletitas, aumentaron durante el mes de abril y sus trabajadores venían realizando horas extras. Se trata de un episodio más en el cual las patronales buscan hacerle pagar el costo de una caída en las ventas a sus trabajadores, en este caso, a través de reducciones salariales. Este ataque es avalado por el DNU que emitió el gobierno nacional, que habilita suspensiones con rebajas de hasta el 25 por ciento del salario neto.


Los trabajadores de Mondelez vienen sufriendo un retroceso notorio en sus condiciones laborales en el último período, a partir de retiros voluntarios, el cierre completo del turno noche en la planta Victoria, y rebajas de los aportes patronales en 2019 en el marco del Recurso Preventivo de Crisis presentado por la empresa. Las suspensiones anunciadas recientemente podrían extenderse, ya que el período de cierre de la fábrica es “revisible” sujeto al stock y a un aumento en la demanda. Vale aclarar que los trabajadores no fueron anoticiados de la medida de manera oficial, sino que la patronal hizo circular un acta donde se informaba de la misma a través de grupos de WhatsApp, generando un clima de incertidumbre.


La comisión interna de la fábrica, ligada a la Lista Verde de la alimentación, se limitó a realizar algunos bloqueos de portones, con la participación exclusiva de los delegados. En ningún momento propuso en asamblea ninguna acción colectiva que le diera fuerza a las medidas de lucha. Esto responde a que la Lista Verde está dirigida por Rodolfo Daer, secretario general del Sindicato de la Alimentación, que firmó con la patronal este acuerdo de suspensiones con rebaja salarial en la planta Victoria.


Frente al rechazo masivo del colectivo de trabajadores de Mondelez Victoria al cierre y a las suspensiones, que se manifestó en asambleas de la planta y en “ruidazos” que se difundieron, planteamos la necesidad de poner en pie una asamblea general que vote un plan de lucha contra el cierre y las rebajas salariales. Planteamos la prohibición de despidos y suspensiones y el reparto de las horas de trabajo sin afectar el salario. Resulta necesaria la apertura de los libros de Mondelez, que tiene espalda suficiente para afrontar el 100 por ciento de los salarios. Es preciso que no sean los trabajadores quienes paguen la factura de esta crisis, sino los capitalistas.