17/11/2020
AJUSTE

Morón: brutal recorte de derechos estatutarios contra las y los docentes municipales

Tribuna Docente Morón

La Dirección de Educación del municipio de Morón, provincia de Buenos Aires, intenta un artero recorte a los derechos estatutarios que asisten a los y las docentes municipales. Con la excusa de la excepcionalidad en el marco de la pandemia, los y las trabajadoras de la educación del municipio del intendente Lucas Ghi, que gozan los mismos derechos garantizados en la ley provincial 10.579 “Estatuto del Docente”, se desayunaron hace unas semanas con la noticia de que no podrán ingresar los cursos y especializaciones hechas durante el año 2019, manteniendo además el mismo puntaje del ingreso al listado 2020, lo que significa el congelamiento de éste para el año 2021.

Esta escandalosa decisión del municipio de Morón, consensuada con la dirección del Suteba Morón (sindicato docente), significa para la docencia del municipio un retroceso en derechos laborales y la profundización del deterioro de las condiciones materiales que atraviesa la docencia en su conjunto.

En el distrito, los Actos Públicos Virtuales estuvieron ausentes hasta hace apenas unos días donde se ofreció, postuló y designó un único cargo vía mail, sin exposición de listados y puntajes. A esto se le suma la oferta de 8 horas cátedra ($12.000) para aquellas docentes de jardines municipales que quedaron sin cargo en medio de la pandemia, condenadas a una total precarización que las deja por debajo de la línea de la indigencia. La situación desesperante de las compañeras fue desoída por el municipio, que ahora les niega la posibilidad de acceder a un cargo en el 2021, en medio de una crisis económica descomunal.

Estas irregularidades dan cuenta de que el municipio de Morón reproduce el ajuste en educación que viene sosteniendo el gobierno de Axel Kicillof en toda la provincia de Buenos Aires, con la clara vocación de vaciamiento de la educación pública y de ataque a las condiciones laborales de los y las trabajadoras. La situación de la docencia se agudiza, como se agudiza la situación del conjunto de los y las trabajadoras y jubilados, entregados como variable de ajuste ante el pacto de Alberto Fernández con el FMI.

Recordemos que el municipio de Morón, hace apenas unos meses, fue protagonista y responsable de la represión a las mujeres feriantes como el corolario de persecuciones, amenazas y detenciones a un sector furiosamente golpeado por la crisis, que a pesar de las restricciones de la cuarentena, y enfrentando una pandemia, salieron a la calle a conseguir el sustento diario, en las peores condiciones.

Esto, por supuesto, en consonancia con la escalada represiva del gobierno de Alberto Fernández y, en la provincia de Buenos Aires, con Berni como verdugo del gobierno, lo que se cristalizó en el desalojo de Guernica.

El municipio de Lucas Ghi, desde la Dirección de Educación, arremete otra vez contra los derechos laborales de, en su gran mayoría, las mujeres, muchas de ellas sostén de familia y en este caso trabajadoras de la educación.

Llamamos a los y las compañeras docentes municipales y a toda la docencia en su conjunto a organizarse en contra del ajuste a la educación pública, el pacto del gobierno con el FMI y el ajuste y la precarización de Axel Kicillof y Lucas Ghi.

¡Vamos por todos nuestros derechos!

En esta nota