16/11/2020

Municipales de Almirante Brown: Cascallares cierra la paritaria a la baja y crece el conflicto

El intendente decretó un miserable 15%.

Luego de más de un mes de conflicto por la paritaria, el intendente de Frente de Todos impuso mediante un decreto, un aumento del 15 % para los salarios municipales. De esta forma Cascallares se alinea a las políticas de ajuste del gobernador Axel Kicillof que hizo una oferta similar, a la baja, para docentes y estatales provinciales.

Con un salario que apenas alcanza los 25 mil pesos, los trabajadores municipales de Almirante Brown sufrieron un duro golpe cuando el intendente local cerró la paritaria 25% por debajo de las estimaciones anuales de inflación. Se trata de un recorte salarial en regla.

El decreto de Mariano Cascallares se da en un contexto más general de presiones de todo tipo hacia los trabajadores municipales, durante el período que rigió el ASPO, las exigencias patronales para reintegrar a los empleados a sus puestos de trabajos fue total y muchas veces sin sentido. Desde cambiar el lugar en donde habitualmente se desempeñan hasta pasar por encima de protocolos mínimos propiciando la propagación del contagio. Quienes se llevan la peor parte de esta situación son los trabajadores precarizados de las cooperativas, que cumplen las mismas funciones que un municipal en distintos sectores, pero con salarios de miseria y sin la protección de la normativa que regule y los proteja en su labor.

El recorte salarial se desenvolvió en medio de un conflicto con el sindicato de trabajadores municipales de Almirante Brown (STMAB), que forma parte de la FESIMUBO, que desestimó la oferta del ejecutivo, y contraponía un 30% (aún por debajo de la inflación proyectada). A pesar de la relación política entre la dirección del gremio y la intendencia, el conflicto escaló y derivó en dos paros de 36 hs (el último se llevó a cabo la semana pasada luego del decreto), movilizaciones por el centro de Adrogué y acciones de lucha que incluyeron asambleas. Por su parte Cascallares judicializó el reclamo y logró que se decrete la conciliación obligatoria, promediando el conflicto, durante 15 días. Esta semana el gremio convocó a un nuevo paro, esta vez de 60 hs.

El último paro y movilización fueron masivos, las bases del gremio expresaron su profundo descontento con el ataque salarial de Cascallares, con este impulso hay que continuar la deliberación y las medidas de fuerza para derrotar el ajuste sobre los salarios, exigiendo un impuesto extraordinario a las empresas radicadas en el parque industrial que permita recaudar fondos para obras públicas y salarios.

 

También te puede interesar:

En un distrito castigado por la pobreza, la desocupación y el déficit habitacional vamos con el Frente de Izquierda Unidad.
2.500 compañerxs participaron de enormes jornadas en todo el distrito.
Justicia por Ailén. El Estado es responsable.
Destrucción del suelo, contaminación del agua y concentración de la producción.
Fueron para debatir y apoyar el programa del Partido Obrero y el FIT-U.
La patronal dio lugar a rebajas del 7% en la hora.