21/09/2020

Municipales de Avellaneda: un bono de hambre para ocultar salarios de miseria

El Ejecutivo del municipio de Avellaneda, bajo el ultra kirchnerista Jorge Ferraresi, abona a sus empleados un sueldo básico de $14.049. A este fuerte ajuste se le suma el corte de las horas extras, esencial para los trabajadores a la hora de llegar un ingreso que les permita llegar a fin de mes. Como remedio han resuelto otorgar un bono de miseria a sus trabajadores.

Pese a la pandemia y el aislamiento social, la inflación y devaluación no se detiene. Actualmente la canasta básica supera los $44.500 y la línea de indigencia se encuentra en los $18.300. No así el salario de los trabajadores municipales del distrito.

Como frutilla del postre, mientras el intendente Jorge Ferraresi publicita charlas virtuales explicando teorías de “Economía Popular”, impulsa un bono para aquellos trabajadores que vienen realizando tareas en plena cuarentena. Se trata de un extra en negro y miserable (como máximo $6.000), adjudicado por los directores de la burocracia estatal, quienes deciden quien lo cobra y quiénes no. El monto del mismo aumenta según la productividad del trabajo, siguiendo el ejemplo ultra explotador de los Mc Donalds, Burguer King y compañía.

En una ciudad con más del 4% de su población infectada con Covid-19 (al 13/9, unos 13.051 habitantes), sus trabajadores municipales denuncian que no se entregan los elementos básicos de protección, ni se efectúan los testeos con la cotidianeidad necesarios para controlar la pandemia.

Convocamos a los todos los municipales a organizar asambleas en cada lugar de trabajo, que definan sus reclamos y un plan de lucha para obtenerlo. Es de extrema necesidad la inmediata apertura de paritarias. Por una salario igual a la canasta familiar.

No al pago de la deuda. Que la crisis la paguen los capitalistas.

También te puede interesar:

Desde el barrio San Martín denunciaron la represión y apoyaron la toma: “es gente pobre que necesita una vivienda”.
Quema de casillas y cacería de detenciones. Hubo cortes solidarios en todo el país. Mañana conferencia de prensa en Obelisco y movilización a Plaza de Mayo.
¡No al desalojo! ¡Tierra para vivir!
Las familias rechazan la trampa de la gobernación y mañana llevarán propuesta propia.