27/08/2020

Municipales de Chacabuco: garanticemos el paro activo y votemos un plan de lucha

Este viernes 28 y los días 1 y 2 de septiembre.

Luego de ocho meses de paritarias vencidas de los municipales de Chacabuco (Provincia de Buenos Aires), con salarios que en promedio rondan los 23 mil pesos y se encuentran congelados perdiendo mes a mes con la inflación, sometidos por el gobierno de Víctor Aiola a la polifuncionalidad y la persecución, con el pago del aguinaldo en cuotas y tras la enorme presión de las bases, finalmente ATE, luego de amagar durante dos semanas, anunció un paro de 24 horass para este viernes 28 y otro de 48 horas para el 1 y 2 de setiembre.

La medida de fuerza, sin consulta al conjunto de los trabajadores, fue lanzada esta tarde con el objetivo, según el secretario genertal Horacio Calarco, del “urgente tratamiento de una recomposición salarial para que no quede ningún trabajador por debajo de la línea de pobreza, por el fin de la precarización laboral y la persecución a los trabajadores”.

Planteado en éstos términos, a la ligera, el reclamo queda en el aire (igual que el bono de 7 mil pesos que el gremio agitó y quedó en la nada).  Lo que corresponde es convocar asambleas en todos los lugares de trabajo, para que los propios compañeros discutan su situación, voten un pliego de reclamos y definan un plan de lucha, que debe incluir el paro activo de todos los sectores.

A la par de la defensa y el redoblado impulso a este paro, se impone la necesidad de luchar por un salario igual al costo de la canasta familiar, inmediata apertura y convocatoria para discutir las paritarias («vencidas» desde septiembre del 2019), pago íntegro de los salarios y pase a planta permanente de todos los tercerizados y monotributistas. En plena pandemia urge la implementación de protocolos sanitarios elaborados por Comités de Seguridad e Higiene conformados por los propios trabajadores, que garanticen los elementos de protección adecuados y el cuidado de la salud de toda la planta estatal.

Llamamos a los compañeros estatales a intervenir fuertemente en esta crisis municipal. Garanticemos un paro activo que sirva como puntapié para luchar por todos los reclamos pendientes. Convocamos a la población de Chacabuco a que acompañe esta lucha, para que la crisis no sea descargada sobre las espaldas de los trabajadores.

 

También te puede interesar:

Basta de criminalizar la protesta social.
Se realizó este sábado 24. Los trabajadores denuncian que cobran sueldos de miseria de $8.400.
Salarios 20.000 pesos por debajo de la canasta básica.
Mientras el virus se expandió a los 135 municipios, Kicillof y el ministro Gollán encubren la crisis sanitaria.
Organicémonos frente a la entrega educativa que el gobierno prepara para el FMI.