31/08/2020

Municipales de Tigre: sin paritarias y con salarios de pobreza

Los y las trabajadores municipales de Tigre no han tenido ningún aumento salarial durante este año, mientras que el intendente Julio Zamora avanzó con despidos y recortes de sueldos de entre el 25% y 100%, a principio de la cuarentena.

El municipio de Tigre desarrolla en el territorio la política de supresión de las paritarias que impulsa el gobernador Kicillof en la provincia de Buenos Aires. Hace unos días, Mara Malec, ministra de Trabajo de la provincia, confirmó que no habrá paritarias para los trabajadores estatales bonaerenses este año.

Los sueldos municipales, conformados por una suma básica que no llega al 50% del total del salario y completados por diferentes ítems que son sumas en negro que no aportan a la jubilación ni al aguinaldo, se encuentran por debajo de la canasta de pobreza estimada en $45.000. El salario más bajo es el de los sepultureros, que se desempeñan en los cementerios, percibiendo $15.000 por 40 horas semanales. Otro de los sectores más castigados es el de maestranza,  cuyos trabajadores cobran $26.000 por 48 horas de trabajo semanales.

Los sueldos de pobreza de los municipales de Tigre son el resultado de las paritarias a la baja y en cuotas firmadas en años anteriores por el Sindicato de Trabajadores Municipales de Tigre (Stmt), dirigido por Walter Leonardi, integrado al municipio, formando parte activa del gobierno con cargos en el Ejecutivo.

A los salarios de pobreza se le suma la precarización laboral que abunda en la planta funcional municipal con más del 60% de los trabajadores con contratos en negro. El municipio avanza con la reducción de la planta funcional a través de despidos, con un mecanismo de no renovación de los contratos precarizados (destajistas, contratados bimestrales, semestrales y anuales) que existen en todas las áreas (Deportes, Salud, Cultura y Educación, entre otras).

Es necesario que se organicen asambleas en todos los sectores para discutir un plan de acción por la convocatoria a las paritarias por un salario igual a la canasta familiar, para frenar los despidos y las rebajas salariales, por el pase a planta permanente de los y las trabajadoras municipales y por protocolos de seguridad e higiene realizados por los trabajadores en todas las dependencias del municipio en defensa de la salud de los trabajadores municipales y sus familias.

La defensa de las paritarias plantea la lucha por la recuperación de los sindicatos, contra la integración de las organizaciones obreras a los gobiernos y por la independencia política de los trabajadores.

En esta nota

También te puede interesar:

Sus familiares solicitan a los jueces de la Cámara de Apelaciones la mayor celeridad en la definición del fallo.
Démosle continuidad a las acciones votadas.
Continúan las medidas de lucha de los municipales del sector de salud de La Matanza.