Sindicales

17/8/2006

|
959

Negocian un convenio Cipa-Soip para los fileteros

Los obreros quieren saber de qué se trata

Se cumple un mes de la violenta represión a los compañeros de Meropez-Arhehpez, del pescado de Mar del Plata. Más allá de la información de La Capital (6/8), acerca de un “acuerdo”, los compañeros siguen firmes con su carpa en puerta de fábrica.


La carpa sigue porque siguen las negociaciones de la “celeste” con sus amos de la Cipa para elaborar un convenio para la rama fileteado. Es decir, un convenio Cipa-Soip a la baja para el sector más aguerrido del gremio. El aguante de los trabajadores de Meropez-Arhehpez, que ya rechazaron todo tipo de propuestas y aprietes, ahora espera esta “negociación”: según los “celestes”, serían blanqueados con este “nuevo” convenio.


¿Qué mandato tienen los Salas-Verón para negociar algo? No pueden negociar nada con un resultado electoral “no oficial” e impugnado por las seis listas restantes; con 400 votos truchos en un gremio de 8.000 obreros; con la votación en contra que recibieron en las blanqueadas con el convenio “celeste”-Cipa.


Y mucho más a espaldas de todo el gremio, ignorando hasta a los paritarios electos, entre los cuales está José Carrizo, delegado de Meropez-Ahrehpez.


¿Qué puede salir de un acuerdo entre la Cámara y estos truchadores –más aún, en vísperas, según ellos mismos, de un nuevo parate de la actividad– sino la liquidación de la garantía horaria? Lo que salga de allí será nulo de nulidad absoluta.


Llamamos a los delegados y a todo el gremio a pronunciarse por una asamblea general, y a movilizarse por la no homologación del Cipa-Soip y la apertura de las paritarias ya.