05/02/2021
Vaca Muerta

Neuquén: asambleas de petroleros en áreas de YPF reclaman más personal

El aumento de la productividad en Vaca Muerta se debe a la superexplotación laboral.
concejal de Neuquén capital por Frente de Izquierda- Unidad

Por la mañana del viernes 5 de febrero se realizaron asambleas de obreros petroleros en YPF y sus contratistas que operan en Vaca Muerta. La medida fue decretada por la dirección del sindicato de petroleros privados de Neuquén, Río Negro y La Pampa, para reclamar la incorporación de mayor personal en las dotaciones work over y perforación. Fue sorpresiva, pero responde al fracaso de una serie de negociaciones entre la dirección sindicato y la gerencia de YPF, en las que además se discute la vacunación masiva a los trabajadores y las jubilaciones anticipadas. Expresa la bronca que se expande entre los trabajadores ante la ofensiva sobre las condiciones de trabajo, y la presión por abajo para tomar medidas.

El planteo central es la incorporación de un obrero más en los equipos de work over  y dos en los casos de perforaciones. El propio Guillermo Pereyra, secretario general del sindicato, denunció en una asamblea obrera en Añelo que “están reventando a los trabajadores. No tienen ni tiempo para comer porque solo buscan establecer nuevos récords de fracturas sin aumentar la gente en las dotaciones de cada equipo”, y agregó que YPF no cumple ni siquiera dotaciones mínimas.

Sin embargo, el reclamo del sindicato petrolero contradice con que la misma conducción gremial fue firmando a las patronales, hasta llegar a la situación actual. En primer lugar, la adenda al convenio 644/12 de 2017 permitió dotaciones mínimas y mayor velocidad en los ritmos de trabajo. Luego, con el denominado “Acuerdo para la Sustentabilidad y el Empleo” firmado el año pasado se estableció la libre disponibilidad de mecánicos, electricistas, soldadores, los cuales estaban sujetos a una sola dotación o equipo de trabajo y ahora son trasladados en función de la productividad.

Es irrefutable que el aumento de la productividad se sustenta estrictamente en un  fuerte proceso de superexplotacion laboral. El crecimiento de las fracturas diarias, que pasaron de 4 a 8, se lleva a cabo con dos tercios de la fuerza laboral anterior a la pandemia. A este cuadro se le suma la falta de recomposición salarial de los últimos meses, durante los cuales hubo bonos no remunerativos y suspensiones con rebajas salariales.

El Partido Obrero apoya el reclamo de los petroleros por la contratación de mayor personal. Llamamos a debatir un plan de lucha para derrotar la ofensiva contra las condiciones de trabajo, exigir la anulación de las adendas flexibilizadoras al convenio colectivo, además del reparto de las horas de trabajo sin afectar el salario y una urgente recomposición salarial.

También te puede interesar: