06/11/2020
PARITARIAS

Neuquén: estatales y docentes marcharon a los puentes carreteros

Urge continuar con un plan de lucha común de todos los sindicatos de la CTA para quebrar el ajuste de los gobiernos de Gutiérrez y Fernández.

Este jueves 5, alrededor de 2.000 trabajadores/as estatales y docentes marcharon a los puentes carreteros que unen Neuquén con Cipolletti por distintos reclamos laborales y salariales. Para los estatales de ATE, la medida se realizó en 12 lugares más de la provincia, todas con corte de ruta. En el caso de las y los docentes, las 96 horas de paro no fueron resueltas con acciones callejeras por parte del TEP (dirección del sindicato), salvo un bloqueo de puertas de Casa de Gobierno, que la directiva provincial llevó adelante a último momento y sin convocar a nadie. Fue la oposición de minorías y seccionales Multicolor quienes hicieron activo el paro, convocando a manifestaciones diversas en toda la provincia.

A pesar del alto acatamiento al paro y la manifestación más importante en cuarentena, la jornada de lucha de ayer fue dispersa. Al puente confluyeron la columna de ATE y los trabajadores de la educación convocados por las minorías y seccional Multicolor. En Casa de Gobierno estuvieron un grupo de la directiva de Aten y la Junta Interna del Ente Provincial de Agua y Saneamiento (Epas) luego de una asamblea. Lo mismo ocurrió con auxiliares de servicio, que expresan una crisis en la directiva de ATE.

A pesar de la dispersión de las manifestaciones, la concentración más numerosa estuvo en el puente con un acto.

Las y los trabajadores del Estado tienen su salario devaluado, han cobrado el aguinaldo en cuotas, forman parte de la primera línea de batalla contra el Covid-19, pero hay persecuciones por reclamar bioseguridad, 6 horas para enfermería y el pase a planta de las y los precarizados. La docencia se resiste a aceptar la nueva normalidad del teletrabajo que la dirección del secretario general de Aten, Guagliardo, ha dejado pasar con esta tregua fenomenal en la historia del sindicato de Carlos Fuentealba, el más combativo de la provincia.

Sin internet, sin dispositivos y sin límite horario, la docencia hace malabares para conectar con las y los estudiantes. También están quienes en todo el año se han transformado en desocupados porque el gobierno se ahorró horas y cargos vacantes y no cubre las nuevas licencias en educación. Es decir, que el ajuste del gobierno del gobernador Omar Gutiérrez ha sido fenomenal, ahorrando miles de millones que han ido a parar al pago de la deuda y el rescate capitalista.

Esta es una conclusión que importa pues tanto Guagliardo como Quintriqueo (ATE) han decidido parlamentarizar los reclamos. La semana pasada ATE y Aten han pedido reuniones con los bloques. Los primeros para solicitar el apoyo al proyecto de “Ley de garantía de acceso a la educación en tiempo de pandemia y pospandemia”. Y en el caso de ATE para que la Legislatura intervenga en solicitar un fondo especial al gobierno nacional para el pago de los aumentos salariales por IPC.

¿Se puede apreciar que la tregua, primero, y la parlamentarización, después, son tributarias de bancar el ajuste del gobierno de Fernández y Gutiérrez en cada caso? Si es por iniciativas parlamentarias, el Frente de izquierda ha presentado desde siempre y este año innumerables iniciativas por el pase a planta, por las 6 horas de enfermería, por la conectividad, por testeos masivos, por los recursos para el aumento de salarios, la salud y la educación. Lo que falta es un plan de lucha de la CTA y un pronunciamiento por el no pago de la deuda y un verdadero impuesto al capital. Las direcciones de ATE, Aten y la CTA no han dicho ni pío sobre el presupuesto de Fernández y Gutiérrez a la medida del FMI.

La tarea de contención de las luchas entra en una nueva fase, por el agravamiento de la crisis capitalista. No hay gobierno que no tenga dificultades para la negociación de su deuda. El ajuste antiobrero no alcanzó para calmar los apetitos de los especuladores financieros que no les bastan las altas tasas de interés que se les ofrece. Y que se paga con achiques presupuestarios, congelamientos salariales, eliminación del IFE, una obra pública raquítica para la vivienda, recesión y depresión de la economía.

Las direcciones sindicales saben que los anuncios oficiales del fin de la cuarentena -el 95% de las actividades económicas y productivas están liberadas hace meses y son la causa de los picos de contagios- vendrán con nuevos conflictos en todos los sectores. El uso del temor a los contagios, en este nuevo escenario, quedará invalidado como fundamento para no luchar. Algo que ya quedó expuesto en la lucha por la tierra y la vivienda.

Las acciones de ambas direcciones sindicales salen al rescate de la gobernabilidad para el ajuste de los gobiernos a los que responden. Y necesitamos abrirnos paso a una lucha independiente de los gobiernos tributarios del FMI y su ajuste.

El paro sigue para Aten el 11 y 12 y en ATE el 10 y 11. Hay que confluir en una acción común y unificar las fotografías fragmentadas de la jornada del 5 de noviembre. Por el salario, la salud y la educación. Por el no pago de la deuda y un impuesto a los capitalistas.

En esta nota

También te puede interesar: