28/09/2020

Neuquén: la lucha por las seis horas de enfermería

Se impone la necesidad de una gran campaña por este reclamo.
Por Gabriela Suppicich Tribuna Estatal Salud

El pasado martes 22 se realizó una importante reunión con enfermeros de distintos hospitales de la provincia del Neuquén. En el encuentro participó la legisladora provincal Patricia Jure, del Partido Obrero-Frente de Izquierda, y allí les trabajadores expusieron todo tipo de denuncias sobre las riesgosas situaciones en las que se trabaja en medio de la pandemia: con personal sobrecargado y cansado, sin elementos de protección personal, sin personal suficiente para hacer recambios y rotación con reducción horaria -como se estipula en protocolos internacionales. Como se verá, las condiciones de trabajo son dramáticas, en un cuadro donde el colapso sanitario se expresa en el 95% de ocupación de las camas de terapia intensiva.

Esta situación fue denunciada en la Jornada del lunes 21 de septiembre, en el marco de las acciones nacionales por el Día de la Sanidad, cuando los trabajadores y trabajadoras del hospital de Centenario fueron a la Legislatura de Neuquén y los del Hospital Bouquet Roldan de la capital se expresaron con un cartelazo y radio abierta en las puertas del mismo.

La situación del Hospital Natalio Burd (Centenario) es calamitosa: han tenido que salir a pedir tela para hacerse ambos (chaqueta y pantalón) a la comunidad en forma solidaria; y les han negado los barbijos N95 cuando -denuncian- “había cosas guardadas en el depósito sin usar”. Desde hace un año que reclaman la reducción de la jornada de trabajo a 6 horas. Este año, y como protocolo de cuidados por atención de Covid-19, habían logrado organizarse desde la jefatura del sector con este esquema horario y las rotaciones; sin embargo, desde la dirección del hospital a cargo de Carlos Florines y el jefe de Zona I, Néstor Miranda, comenzaron a presionar a lxs trabajadrxs y destituyeron a la jefatura de enfermería con la que estos habían organizado la planilla mensual de trabajo, para poder imponer la extensión horaria y la sobrecarga de tareas de este sector. Desde abril vienen sufriendo un ataque continuo con maltratos y persecuciones.

En la reunión, una compañera se explayó sobre los riesgos de la organización espacial del hospital por la pandemia, señalando que “acá se podría haber pensado la organización hospitalaria con un tráiler afuera para la atención de niñxs sanos, por ejemplo. Sin embargo por el mismo lugar que se trasladan pacientes Covid-19, la gente de la comunidad pasa a retirar medicación”. También comentó que por “ahorrar” el uso de Equipos de Protección Personal (EPP), los enfermeros están constatando óbitos.

En relación al resto de los hospitales presentes -Castro Rendón, Heller, Zapala y Bouquet Roldán- todes coincidieron en la necesidad de aumentar los planteles ya devastados con anterioridad a la pandemia, el cansancio de los enfermeros de 6 meses de trabajo sin licencias, la falta de equipos de bioseguridad y de testeos.

Por su parte, Patricia Jure señaló la responsabilidad del gobierno que votó en la Legislatura el endeudamiento por 140 millones de dólares. Enfatizó que la ministra Andrea Peve dijo que “el peor escenario eran 2.000 contagios” y “que hoy estamos en los 7.000. Votaron los superpoderes para resolver los problemas que tenemos hoy pero no ha sucedido, el gobierno habilita a las patronales a que se trabaje sin garantías de EPP para los trabajadores, como sucede con los tercerizados. Así Neuquén se convirtió en una de las provincias que tiene los rankings más altos de contagio tanto en la salud pública como en el ámbito privado. El gobierno es el único responsable”.

Finalmente, en la reunión se acordó presentar esta semana un pedido de informes por las persecuciones sufridas por les enfermeres del Hospital Natalio Burd de Centenario. También información sobre el cobro en forma irregular del bono nacional de $5.000.

Este encuentro prepara las condiciones para llevar adelante acciones este 1 de octubre, por el reclamo de las 6 horas para Enfermería y el reconocimiento de la carrera profesional en los escalafones del Convenio Colectivo de Trabajo.

Hoy más que nunca es necesario un plan de lucha provincial, que ni ATE ni la CTA están dispuestos a convocar. En las expresiones de los participantes quedó claro que cualquier acción será sobre la base de imponerlo desde las asambleas y reuniones en cada hospital.

Tribuna Estatal y de Salud se pone a entera disposición para organizar estos reclamos y acompañar la lucha para conquistarlos.